Utopías

Como buena filósofa que soy cuando escucho la palabra “justicia” no puedo sino pensar en Aristóteles, quien recogía en su Ética a Nicómaco que «Todas las virtudes se encuentran en el seno de la justicia.»
Aristóteles la consideraba la virtud más necesaria de todas para la conservación del mundo. “la virtud completa”, por cuanto refiere a otras personas. Es la base de lo que hoy conocemos como “el bien Común”. Por lo que para mí, la justicia social es la base de la condición humana, junto a la búsqueda de la felicidad.

Recogía mi querida maestra Adela Cortina que “a lo largo de la historia dos candidatas se han ido ofreciendo como orientaciones para forjarse un buen carácter: justicia y felicidad. Y las dos han ido generando utopías, las utopías de la justicia y las de la felicidad. “Una sociedad que no pretenda ser justa es una sociedad inhumana. Y las instituciones han de establecer las bases de justicia indispensables para que las personas puedan proyectar su felicidad como bien les parezca, siempre que no atenten contra la felicidad de los demás”.

Pues eso, la justicia social es para mí esa utopía que debe movernos cada día, ponernos en pie y llevarnos a querer ser “más” humanas”, más personas, más justas, más íntegras, más virtuosas.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top