La verdad que no sé cómo condensar unas palabras para Jordi. Es que no sé, si he admitido que se ha marchado, que vuela alto, que no está en Madrid, sino en su cielo. Porque además de palabras, sobre todo tengo tantos, tantos hechos con él, por no decir todos los trascendentales en mi vida, y de su vida: en los últimos 14 años los hemos compartido todo.
Un DIFERENTE único

Ese reportero dicharachero me atrapó desde el momento que, mi Ramón Jáuregui, me dijo un día en un acto de FORETICA, creo que en 2006, “niña queda con él y hazle caso que le ha entusiasmado esto de la RSC y hay que meterle en el circuito”. Y yo como no me emocionaba más que eso que “la cosa y ampliar la peña” le dije de quedar “te invito a comer me dijo”. Quedamos cerca de la Fundación Carolina, en un restaurante “no cutre” me instó (era transformador social, pero con puntito de buena cuna), y yo que me fui para allá, como “as usual” le compartí todo, hice un panorama del mapa de actores, conceptos… de la RSC y yo estaba feliz de ver que alguien de los medios se lo tomaba en serio y que conocía lo social desde la convicción y con tanta pasión y vocación! Llega la hora de pagar y (muy Jordi) “joder no llevo la cartera”. Y yo con mi sueldillo, pagué la súper comida… y pensé “qué tío más raro, pero me ha encantado”, un diferente. Así te conquistaba Jordi, era diferente pero con fundamento, como diría Arguiñano. Me dijo “quedamos otro día que me tienes que contar más y pago yo” y sí lo hicimos y… se volvió a olvidar la cartera (ji ji… te debes estar riendo ahora seguro).

Definitivamente diferente, que es lo contrario de indiferente , y eso lo tuve claro desde el primer día, no dejaba indiferente a nadie y como ha dicho en su blog Alberto Andreu, era de esas personas que las amabas y odiabas a la vez por lo mismo y lo mismo. Y desde ese momento como “me debía una comida” nunca pudimos desengancharnos. De ahí ya nos unió todo en lo profesional y personal no di un paso sin chascarrear con Jordi, sin maquinar con él, sin maquinar él conmigo (por supuesto siempre después de Juanjo y Alberto). La revista SER RESPONSABLE, Alternativa Responsable (que me metió él), la radio (con Juan Cardona, Alias, Arantxa, Clara...)... es que no quiero continuar porque no me quiero dejar nada. Nos fuimos trenzando en todo lo que íbamos impulsando y viviendo. Viví como un sobrino el nacimiento de Diario Responsable. 

Estuvimos juntos en la salud y en la enfermedad, en la riqueza, en la pobreza, en la alegría y la tristeza… que nos ha ido salpicando en todo el tiempo transcurrido desde 2007. Por supuesto nuestras pasiones chocaron porque los dos nos tomamos todo muy en serio, pero incluso en los momentos (pequeños, pero intensos) que nos distanciamos, nos llevaron a crecer ambos como personas juntos y a tener un cariño “personal e intransferible”. En uno de nuestros últimos momentos a solas, que ahora aprecio como un regalo ahora, fuimos hace unos meses a Toledo a reparar la silla y comer con su amigo de Toledo. Y por fin me pagó una comida (hasta ahora no he caído ;( que se ha ido saldando “su deuda”... ). Y al despedirnos me dijo “eres una tía de puta madre, y a pesar de todo lo que nos hemos enfadado en los últimos tiempos, ya sabes que te quiero” le dije nosotros seremos como los Ropert, los Ropert de la RSE (de hecho hubo una época que mucha gente pensaba que éramos pareja, te acuerdas? ji ji) siempre de gresca, pero no podemos vivir el uno sin el otro y que es porque nos queremos de verdad, con pasión y corazón. Y amigo eso será así para siempre, y me alegro de que lo supieras. Esta situación de pandemia nos ha hecho muy cruel tu despedida. Pero al menos online tus incondicionales, la pudimos hacer, sobre lo que nos unía y unirá para siempre y nos hacía felices. 

Esta despedida está siendo muy anti tú, muy alejada y de lo que te merecías y como te gustaría cuál vedette de la cosa (te lo montaremos, “ y lo sabes”). Hemos quedado muy tocados, muy huérfanos porque como dice Kiko Veneno “lo mismo que te echo de menos, te echaba de más…”. Ay amigo, que mal sabe tu pena . Se ha instalado un nudo en la garganta que va a tardar días en deshacerse. Creo que se me va a hacer durante mucho tiempo increíble que no estés aquí. Pero también estoy tranquila, siento que tu alma necesitaba salir de tu cuerpo para poder ser de verdad tú de nuevo. Y me consuela pensar que ahora serás feliz siendo libre, ácida, seductora, con tu chupa de cuero, tu mochila “de pocholo”, tu casco de superhéroe, con tu moto, sin dolores… todo eso que te hacía tan único y diferente, ahora, eternamente. Espero que el amor que te teníamos tantos, lo mucho que significas para todos y la huella que nos has dejado, esté siendo tu luz en tu tránsito a lo espiritual (o celestial seguramente). Sé que te está encantando y que estás con tu sonrisa pícara de observador social flipando. No te olvidaré, no te preocupes que sé que eso para tí era importantísimo. Seguirás cerca de mí (de muchísima gente) ya que te pensaré siempre, tomaré tu contrapunto vehemente, que pocas veces fallaba, aunque no me gustara,  y que, aunque no pueda contarte, estarás al corriente de todo  y siempre a mi lado, a nuestro lado. La pena me está costando ver estos días desde el viernes 29 de mayo, que la vida es bonita aunque a veces duela, pero te prometo que lo haré y no dudes que cuidaré (cuidaremos) de tu legado y tu memoria y me preocuparé (ocuparé lo que ellos quieran) de tus hijos, de Almudena (también lo que quiera, no te preocupes no me pondré “intensa”), para que puedas seguir tranquilo y en paz. Descansa Jordi, te lo has ganado, sé feliz para siempre #LoviuJordi #Loviu4ever. 

¿Te ha gustado el artículo?

10 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top