En este artículo, segundo de esta serie que he iniciado en Diario Responsable en formato poesía, quiero resaltar mi visión de este concepto, lo bueno y lo malo de lo que se hace en su nombre.
Patria

Patria dicen que es bandera, patria vieja, patria nueva.

Y en el mar se hace el camino, patria esquiva, patria sino.

Patria en los brazos del otro, patria eterna, patria odio.

Patria a las puertas del cielo. Patria esperanza y anhelo.

Patria para el enemigo, patria calle, patria frío.

Patria dicen que es futuro, patria cárcel, patria muro.

La oportunidad del necio, patria carne, patria huesos.

Patria para el que merece, patria ansiada, patria suerte.

Y de la patria el regalo, patria sufrimiento humano. 

Patria a mí me prometieron, patria lucha, patria sueño.  

Y al océano una sombra, patria temor, patria honra.

Patria ciega, itinerante. Patria para el emigrante;

para el que juega y no pierde, patria vida, patria muerte.

Patria, maldita la patria si en su nombre se alzan armas, si en su nombre mueren almas, si en su nombre se nos niega lo que nos niega el dinero.

Patria para el que conviene. Patria para el que no tiene. Patria, promesa incumplida a los ojos del esclavo que fue un hombre libre un día. 

Patria Muerte. Patria Vida. 

A modo de recordatorio, en el anterior hablé demi ciudad, Madrid, y del aire que la rodea

¿Te ha gustado el artículo?

1 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top