Climate-KIC Journey organiza un curso de verano enfocado a la movilización de estudiantes hacia una sociedad más sostenible y resistente al Cambio Climático. Trata de combinar el perfil académico de los participantes y la experiencia profesional, enfocado al emprendimiento e innovación.
Climate-KIC propulsa la mayor escuela de verano para la innovación climática

EIT Climate-KIC es una comunidad de innovación y conocimiento impulsada por El Instituto Europeo de Innovación y Tecnología. El objetivo es potenciar la transición a una economía baja en carbono, apoyando diferentes sistemas de innovación que puedan ayudar a la mitigación y resiliencia de la sociedad al cambio climático.

El mes de aprendizaje consta de cuatro viajes formados por 40 participantes cada uno. Cada viaje consta de dos mentores y tres ciudades europeas. Las universidades de cada destino se ocupan de ofrecer todo el material posible para que los participantes puedan llevar a cabo diferentes iniciativas. Se trata de presentar los proyectos en el destino final, donde se reúnen todos los viajes. Este año la final de julio se ha celebrado en Hamburgo, mientras que la final de agosto se celebrará en Budapest.

Durante las dos primeras semanas se trata de explorar las problemáticas que afronta la primera localización y entender la complejidad del sistema. Como resultado se identifican las trayectorias que mas impacto positivo causan para crear un cambio sistémico. Al finalizar la segunda semana se crean los equipos con el objetivo de seguir desarrollando una iniciativa.

Durante la tercera semana, se crea un diálogo con diferentes grupos de interés para conocer la viabilidad del proyecto y las barreras, con el objetivo de crear un plan de acción. Finalmente, en la cuarta se presenta el proyecto ante expertos y el resto de la comunidad de Climate-KIC.

Este mes de julio, han sido cuatro programas los que han dedicado a unir participantes para identificar iniciativas a través de su conocimiento y motivación por trabajar en grupo. Un ejemplo ha sido el programa Sea Star, el cual ha tenido como destinos, Limasol (Chipre), Riga (Letonia) y Hamburgo (Alemania).

En Limasol se creó diálogo con diferentes grupos de interés, como la Agencia de Energía de Chipre. La Universidad Tecnológica de Chipre aportó lo suficiente para poder entender la línea base social y ambiental del país. Nicosia fue un ejemplo muy claro cuyo contexto permite visualizar la complejidad del sistema para establecer iniciativas contra el Cambio Climático. La habilidad que se desarrolló aquí fue el mapeo de sistemas, poder conectar elementos y recursos dentro de sistemas complejos que no solo incluyen aspectos técnicos. Durante la segunda semana fue crucial crear los equipos y elegir el proyecto que sería presentado ante expertos en el destino final.

En Riga, La Universidad Técnica de Riga aportó todo el material necesario y la transparencia de diferentes emprendedores que aportaron su opinión sobre la viabilidad y las barreras de cada iniciativa. Aquí sé aprendieron métodos diferentes para crear un prototipo y valorar el trabajo en equipo. Finalmente, en Hamburgo, se presentaron todas las iniciativas durante la cumbre de Climate-KIC Community, donde se reunieron todos los viajes de julio con la ayuda de la Universidad de Hamburgo.

Durante el viaje, se dedica una pequeña cantidad del tiempo a reflexionar individualmente y compartir aquello que crees que es necesario. En definitiva, este viaje enseña a los participantes a afrontar una incertidumbre donde el cambio es constante. El comienzo de una red de estudiantes y profesionales cuyo compromiso, hacia el medio ambiente y la sociedad, busca afrontar el cambio climático desde diferentes áreas de innovación. Teniendo en cuenta las diferentes escalas, como la regulación, administración pública, comunidad, etc.

Kirsten Dunlop, CEO de EIT Climate-KIC, clausuró la Cumbre con un discurso sobre cómo afrontar la innovación sistémica y poner de manifiesto la necesidad de ir mas allá del cambio incremental. Tener en cuenta una narrativa que sea capaz de reconectar a diferentes escalas, y aplicar el aspecto cultural de manera efectiva. En definitiva, El Cambo Climático constituye un problema de cambio social.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top