Madrid será un referente en tendencias futuras, comprometida con una movilidad sostenible, innovadora y con una mejora en la calidad del medioambiente urbano.
Rescate de la ciudad

Recuerdo la visita de estudios que desde la ETS de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos realizamos a las obras del Nudo de la A-1 con la M-40. Durante aquella visita, no se podría anticipar que Madrid llegaría a crecer y superar aquellas nuevas circunvalaciones. Estas vías se habían diseñado para las capacidades esperadas, y por ello, la congestión de las vías perimetrales debería ser cosa del pasado. Casi 20 años después, reconozco que mi percepción era errónea. Los desarrollos de la corona norte se han completado casi en su totalidad y las vías han ido incrementando su carga de tráfico alcanzando congestión en determinadas horas.

Madrid Nuevo Norte es ahora una oportunidad única para vertebrar definitivamente esta importante ampliación de Madrid. Ocho nuevas conexiones este-oeste a lo largo de los más de cinco kilómetros del complejo ferroviario Chamartín-Fuencarral, favorecerán la integración de los barrios segregados. Las profundas reformas de los nudos de Fuencarral y Norte, verán incrementadas sus capacidades para acomodar los tráficos futuros, y además, mejorarán los niveles de congestión actuales y las condiciones de seguridad.

El potencial de estas nuevas infraestructuras excede sin dudas a estos beneficios a nivel de conectividad rodada: el plan recoge una nueva línea de Metro, las reformas de las estaciones de Fuencarral y Chamartín, los nuevos espacios de intercambio de autobuses en La Paz y Distrito de Negocios y sus conexiones con Plaza de Castilla y las vías de gran capacidad. El diseño de la ciudad incorpora nuevas infraestructuras de autobuses urbanos y ciclistas junto con sus conexiones con los barrios adyacentes. Con todo ello, recuperaremos las calles como espacios para que el ciudadano sea el protagonista, con aceras amplias y plazas en las que se integran las nuevas paradas de transportes.

Madrid Nuevo Norte anticipa un cambio de paradigma más profundo: la movilidad de toda la corona norte estará preparada para la movilidad en la era digital: eléctrica, conectada, autónoma y a demanda. Madrid será un referente en tendencias futuras, comprometida con una movilidad sostenible, innovadora y con una mejora en la calidad del medioambiente urbano.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top