En esta entrada recomendamos considerar la puesta en marcha de dos medidas de conciliación muy satisfactorias tanto para el empleado como para el empleador, la flexibilidad de horario y el banco de horas
Las dos medidas de conciliación más demandadas s

La conciliación de la vida personal, familiar y laboral se encuentra entre los temas relevantes de la agenda en el ámbito laboral. A menudo las empresas implantan medidas extraordinarias de conciliación que, aunque son bien acogidas entre los empleados, su sostenibilidad es arriesgada debido a su coste, por ejemplo, cheque guardería, bono de parking, promociones en escuelas, etc.

A continuación recomendamos poner en práctica las dos medidas de conciliación más exitosas y que, además, combinan bajo coste y alta eficacia:

  1. Flexibilidad temporal de horario. La primera medida por la que se puede empezar es flexibilizar el horario de entrada y salida en el trabajo. Esta posibilidad permite poder ajustar horarios para atender y trasladar a familiares a centros de estudio o de trabajo, hacer actividades deportivas, educativas o culturales. Por ejemplo, algunas compañías permiten que el inicio de la jornada sea entre 8:00 a 10:00 y la salida de 17:00 a 19:00 con una hora de descanso para comer.

  2. Banco de horas. Un paso más avanzando construido en base a confianza es el banco de horas. Se trata de huir del cumplimiento obligatorio de una jornada de trabajo de 8 horas pudiendo aprovechar la posibilidad de descontar horas acumuladas de otros días. El banco de horas puede implementarse de diversas maneras:

  1. Las horas se ajustan semanalmente. Es decir, las horas extras que se hacen un día han de librarse necesariamente esa misma semana. De otro modo, se pierden. Se podría optar por ajustarlas mensual o anualmente.

  2. Se define una cuota máxima de horas acumuladas para evitar trabajar en exceso con el objetivo de aumentar el número de días libres. Además, sabemos que somos más eficientes y eficaces si no nos sobrecargamos.

  3. Se puede definir un máximo de horas que se pueden trabajar en un día – menor a la normativa vigente. Análogamente se puede definir un máximo de horas que se pueden trabajar en una semana – menor a la normativa vigente.

El banco de horas tiene la ventaja de que la empresa es capaz de adaptarse a la demanda del mercado. Esta garantiza cobertura en los picos de trabajo a sus clientes y, a su vez, premia la disponibilidad de sus empleados en forma de tiempo libre cuando la carga haya remitido.

Una vez convencidos de la eficacia de las dos medidas comentadas, las entidades suelen tener la necesidad de acceder a herramientas que les faciliten la gestión y seguimiento de las mismas.

Para ello, areteia ha diseñado una hoja en Libreoffice Calc sencilla para cada empleado. Cada persona rellena el dato de inicio y final de la jornada laboral y la herramienta calcula automáticamente las horas realizadas. Para saber cuántas horas se han acumulado, la hoja compara las horas trabajadas con las horas de referencia del calendario laboral.

La herramienta en Libreoffice Calc puedes descargártela en la página web de areteia.

Para cualquier duda, escríbenos a hola@areteiarsc.com

¿Te ha gustado el artículo?

1 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top