La nueva tendencia en el 2016: la comunicación de valores corporativos
Milenials sostenibles

Según el reciente estudio publicado por la agencia global Hotwire, “los consumidores juzgan cada vez más a las empresas por sus políticas sociales y económicas” a éste fenómeno le llaman “Activismo basado en valores”.

En dicho informe se afirma que los profesionales de la comunicación deberán tener en cuenta el posicionamiento de las marcas en cuestiones sociales, poniendo el ejemplo de EEUU, donde “algunas de las marcas más importantes del mundo están participando cada vez más en debates sobre temas políticos y temas sociales [...] el matrimonio igualitario, la inmigración y la bandera confederada les plantea preguntas relacionadas con su negocio y su comunicación”.

Por otro lado en España y según Goyo Panadero Director Senior de Llorente y Cuenca,  “a los Millennials les importa lo que hace una compañía por la sociedad”, por lo que  “El Dirse tiene que tener un sueño y contarlo. Además considera que es un puesto con gran futuro porque los millennials quieren trabajar en proyectos que tengan responsabilidad e impacto en la sociedad”.

Para Marta González Moro, socia de 21 gramos "A los ciudadanos les importa más lo que las marcas hacen, que lo que dicen".

Según García Lamigueiro, Director de Comunicación y Responsabilidad Social de DKV Seguros “La credibilidad la consigues reconociendo lo que haces mal, como mínimo te prestan atención tanto dentro como fuera de la compañía y te ayuda a que sea creíble lo que comunicas”

Para José Luis Blanco,  socio responsable de Gobierno, Riesgo y Cumplimiento de KPMG en España y responsable para Europa, Oriente Medio y África de los servicios de Sostenibilidad de KPMG. - destaca el compromiso y el interés de las compañías de todo el mundo antes y durante la Cumbre de Paris, la COP21. “Más de 500 compañías han publicado estos días compromisos de reducción de emisiones, en un volumen nunca antes visto, adelantándose y yendo más allá de los que se espera estos días de los gobiernos”

Y es que el consumidor de hoy en día, cada vez más preocupado por la sostenibilidad, en sus diferentes vertientes en lo social, económico y medioambiental, exige a las empresas la contribución a la mejora de la sociedad, el cumplimiento de sus programas de RSC y, sobre todo, una comunicación fluida y dialógica que le permita estar informado de las iniciativas y proyectos llevados a cabo por la empresa, compartirlos con su comunidad y sentirse partícipe de ellos. 

Por lo que no solamente hay que hacer el bien, sino también saberlo comunicar. Siendo de gran importancia la comunicación de valores corporativos a nivel interno, siempre existiendo una coherencia entre los que se dice y se hace, para comunicarlo bien al exterior.

 

¿Te ha gustado el artículo?

8 No me ha gustado 3

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top