diarioresponsable.com Los que tenemos la posibilidad de desempeñarnos como docentes en temas como la Sustentabilidad Empresarial o la Responsabilidad Social Corporativa asistimos a diario a la experiencia de distintos públicos sedientos por justicia social, una mejor calidad de vida, un medioambiente sano y limpio y líderes empresario ejemplares para sus sociedades.

Pero, ¿Es la Responsabilidad Social Empresarial la solución de todos los males que aquejan a la sociedad?

Del otro lado, casos de empresas incumplidoras como el reciente de Volkswagen está dando pasto a las fieras. Numerosos opinólogos cargan y arremeten contra la RSC argumentando su supuesta ineficiencia para garantizar transparencia y buen desempeño.

Decir que la RSC no sirve para nada basados en casos como el de VW sería como decir que las Democracias no sirven para nada porque hay funcionarios corruptos.

Esta hipersimplificación conceptual no construye, sólo busca provocar y alimentar la incredulidad y la desconfianza de miles de ciudadanos necesitados de casos ejemplificadores.

¿Y la responsabilidad social a la hora de escribir un artículo, dónde quedó?

Otro caso típico aparece cuando se exponen las particularidades de iniciativas como las del Pacto Mundial de Naciones Unidas o la del Global Reporting Iniciative. Suelen escucharse críticas porque no controlan ni certifican la veracidad de las declaraciones que las empresas formulan en sus respectivos reportes.

El hecho fáctico es que nunca estas iniciativas prometieron cumplir este rol, y de hecho, si quisieran hacerlo se encontrarían con serias limitaciones. Aún así, generan un gran aporte en la mejora del desempeño empresarial.

Por ello, resulta esencial comunicar responsablemente, para no alimentar expectativas improcedentes.

Puede que la RSC tenga mucho camino por recorrer y mucho por mejorar, pero hasta que sus detractores no muestren un camino alternativo superador, la RSC sigue siendo la mejor contribución que desde la empresa se está generando para el Desarrollo Sostenible.            

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top