diarioresponsable.com¿Nos han dado gato por liebre? No sé, me pregunto. Hace unos días Diario Responsable  anunciaba que en la última consulta pública la Estrategia Española de RSE sólo había recibido 18 respuestas. La verdad, me sorprende este “absentismo” de la RSE, pero después de unas elecciones europeas con más de un 50% de absentismo, todo es esperable.

Hace unos meses celebramos en abril el RSEncuentro, un encuentro informal de profesionales e interesados por la RSE montado sin apenas recursos pero con la colaboración de muchos, al que asistieron cerca de 150 personas de toda España! Personas, creerme, con un gran interés por la RSE. Hace unas semanas Forética organizó su marketplace, y de nuevo más de 300 asistentes llenaron el recinto en busca de soluciones responsables y networking.

¿18 respuestas?

El caso es que he vuelto a releer la “Estrategia”, y recalco, “Estrategia”, preguntándome porque yo tampoco he participado en ese proceso de consulta pública, aunque mi nueva jefa me ha insistido varias veces, y creo que por fin he dado con una explicación, que mucho tiene que ver con el nombre mismo. Y creerme que “defecto” profesional de filósofa que soy, como dirían mis maestros, entre ellos Domingo García-Marzá…el nombre es importante. En resumen,  es que después de tanto esperar, al menos yo siento que nos han dado “gato por liebre” y no nos hemos dado ni cuenta.

Pondremos un ejemplo de marketing para que se entienda bien, tomado del blog de Leoncio Moreno, un experto en la materia.

Dice Leoncio que “algunas veces podemos confundir las diferencias entre la estrategia de marketing y el plan de marketing".

De forma sencilla podemos considerar que:

La estrategia de marketing resume los objetivos que necesitamos y esperamos conseguir (“qué”) con nuestras iniciativas de marketing. Los objetivos de negocio y la estrategia de marketing se complementan y la segunda viene marcada por lo primero.

El plan de marketing describe “cómo” vamos a conseguir los objetivos de marketing. Es la hoja de ruta que nos va a indicar cómo llegar a la situación deseada (objetivos) desde la situación actual.

El problema nos lo encontramos si pretendemos conseguir el “cómo” sin conocer el “qué”. En estos casos, el resultado para la empresa es una pérdida de tiempo y de recursos. Otra forma de representar las diferencias consiste en considerar la estrategia como la idea y el plan como la acción.

Ejemplos:

Objetivo de negocio: ganar un 3% de cuota de mercado

Estrategia de marketing: entrar en un nuevo segmento de mercado

Plan de marketing: desarrollar una campaña de marketing orientada a captar clientes de ese segmento de mercado.

– Fin de la cita.

Y he puesto en rojo “hoja de ruta” porque el Director General de RSE ha recalcado varias veces que la Estrategia es nuestra hoja de ruta…

En resumen, que me veo imposibilitada a hacer ningún comentario a una “estrategia nacional de RSE”, a una idea, cuando sinceramente después de 6 años de trabajo del CERSE al menos servidora esperaba lo que la Comisión Europea nos había pedido tener ¡para mediados de 2012! un PLAN nacional de RSE que muestre el cómo.

Y perdónenme los lectores si peco de soberbia pero creo que el qué estaba bastante claro en los documentos elaborados por el CERSE, la ISO 26000, el GRI, el Pacto Mundial, las comunicaciones de la Comisión Europea, las experiencias de otros países, como ya se encargó de recoger excelentemente Forética en un documento en 2012, etc. etc. etc.

No había que reinventar la rueda. Lo importante era el cómo…y eso era lo que estábamos esperando, y eso es lo que no hemos encontrado en la “Estrategia”, y eso es lo que nos ha dejado bloqueados, al menos a mí, ante el proceso de consulta ¿me equivoco?

Perdón por la lentitud en darme cuenta, igual he sido la última,  pero andaba ocupada en otras cosas. Pero me faltan fechas, dotación económica, responsables, objetivos y tareas concretas, vamos, lo que se supone ha de tener un plan ¿no?

Vuelvo de nuevo a utilizar mi película favorita para ilustrar como siento el punto en el estamos en España a nivel de políticas públicas…una vez más.

‘I got you babe’, na, na, na ‘I got you babe’, na, na, na….

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top