diarioresponsable.com |China de Apple |15 meses después de su primer informe, la Fair Labor Association (FLA) acaba de publicar su informe final sobre las condiciones de trabajo en Foxconn que fabrican  productos para Apple. El informe concluye que a pesar de los avances, la legislación china sobre jornada laboral se sigue sin respetar.

En marzo del 2012 la FLA publicó un informe detallando las infracciones que sus asesores habían identificado en 3 fábricas chinas de Foxconn. El informe también incluía recomendaciones para mejorar las condiciones de trabajo y un plan de acción completo que durante 15 meses Apple y Foxconn deberían cumplir para abordar cada uno de los problemas identificados. Entre los problemas destacaban las jornadas laborales excesivamente largas, la seguridad ocupacional, el cálculo de salarios y la falta participación de los trabajadores en los comités y otras estructuras de participación.

El plan de acción incluía 360 acciones concretas y según la FLA, Foxconn ha cumplido con el 99% de las acciones previstas. Los mayores esfuerzos han ido dirigidos a reducir las jornadas laborales. Foxconn ha modificado sus políticas y procedimientos para incorporar el límite legal de 36 horas extraordinarias al mes y el máximo de 3 diarias.

Aún así, según el informe, el 67% de los trabajadores montando los iPad y los iMac en la fábrica de Longhua en Shenzhen y el 56% de la fábrica de Gualan han trabajado por encima de ese límite de 36 horas extras mensuales. Además durante los meses de marzo, abril y septiembre, un tercio de los trabajadores de ambas fábricas no tuvieron un día de descanso a la semana como exigen los convenios internacionales, el código de conducta de la FLA y la propia legislación china. Según Auret van Heerden, Presidente de la FLA, en una entrevista concedida a Bloomberg “el límite gubernamental de 49 horas semanales es una meta muy ambiciosa, y Foxconn ha realizado un progreso considerable al conseguir una media de 52 y 53 horas de trabajo a la semana”.

Recordemos que el Código de Conducta de la FLA y por tanto el que aplica Apple, es más permisivo con lo límites de jornada laboral, y permite un total de 60 horas semanas – 11 por encima del límite chino.

Quedémonos con que hace 15 meses la mayoría de los 170,000 trabajadores de las tres fábricas trabajaban más de 80 horas extraordinarias al mes y ahora sean reducido drásticamente.

Pero en definitiva las razones del exceso de horas son muy variadas:

    • Tasas de rotación altas que conllevan a una baja productividad y eficiencia, y su vez a los trabajadores a incrementar las horas de trabajo para llegar a las metas establecidas.

    • Escasez de mano de obra en estas regiones que exige a las fábricas a pedir a los trabajadores que trabajen horas extraordinarias.

    • La capacidad productiva y la planificación no incluye salvaguardias adecuadas para impedir que los trabajadores que trabajen más de 60 horas a la semana o para asegurar que se provea un día de descanso en cada período de trabajo de 7 días.

    • A pesar de que el salario inicial en las fábricas es un 20% superior al salario mínimo legal, los trabajadores sienten que no es lo suficientemente alto como para cubrir las necesidades básicas. Como resultado, los trabajadores dependen de las horas extraordinarias para incrementar sus ingresos.

    • Apple no trata las causas raíz del exceso de horas extraordinarias.

    • Retrasos entrega de los componentes que provocan retrasos en la producción.

En relación con los otros problemas que identificaron, el informe parcial que la FLA publicó en mayo destacó que había incrementado la participación de los trabajadores en los comités sindicales, y que la dirección de la empresa había disminuido su participación en los mismos. Lo que no ha tenido lugar han sido elecciones a los comités. 

Y aunque la FLA de por finalizada la investigación y reconozca los esfuerzos de Foxconn, los problemas e investigaciones sobre las condiciones de trabajo bajo los que se producen los productos de Apple no terminan aquí. El misma semana de la publicación del informe de la FLA, otro informe concluía que la causa de la muerte en octubre del niño de 15 años que trabajaba en Petragon, otro proveedor de Apple que ensambla iPhones e iPads mini, no estaba relacionada con las condiciones laborales en la fábrica. China Labor Watch dijo que según el informe médico que la empresa le hizo al trabajador el 4  de septiembre mostraba que el niño no tenía problemas de salud. Shi Zahoun, el niño de 15 años, usó la identificación de su primo de 21 años para solicitar  el trabajo a pesar de que la empresa asegura que realiza procedimientos exhaustivos para verificar de que los candidatos son mayores de edad.

 En definitiva, para que las condiciones de los trabajadores en las fábricas que producen todo lo que consumimos mejoren –independientemente de que esas fábricas estén en China, en Bangladesh, en Marruecos o en España es necesario que las prácticas de compra y planificación de las marcas no impacten de un forma negativa en esas condiciones.

Por lo tanto, si exigimos cambios a los proveedores, igualmente debemos exigirles cambios a los compradores. ¿Se realizan los pedidos con suficiente antelación para que las fábricas puedan entregarlos a tiempo? ¿Tienen los proveedores elegidos capacidad suficiente para producir los pedidos sin tener que recurrir a las horas extraordinarias o la subcontratación? ¿Hay una planificación anual equilibrada para evitar los efectos negativos de la demanda estacional? ¿Tienen una relación estable y de confianza con sus proveedores? ¿Trabajan de forma conjunta los responsables de realizar las compras con los responsables de RSC?

Helena Pérez 

@improvingwl

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top