Ramon Jáuregui Ojalá DIRSE sea el verdadero periscopio de la RSE, y ocupe el lugar que debería haber ocupado el Consejo Estatal de la RSE, hoy completamente paralizado”. Con este desiderátum abría Ramón Jáuregui, diputado socialista y ex ministro de la Presidencia en la anterior legislatura, el segundo encuentro de la Asociación de Directivos y Profesionales de la RSE ayer en Madrid.

Para Jaúregui los elementos que retrasan el avance de la RSE han crecido con la crisis. “Podríamos pensar que vamos a salir más reforzados, porque estamos asistiendo a fuertes impulsos y críticas, pero la realidad es que no se está expresando ese desafecto, esa indignación, en una mayor exigencia a las empresas de responsabilidad”. “Tampoco se está produciendo innovación en la práctica de la RSE”, destacó el Diputado. Sin embargo, sí ha habido cierta evolución en las conexiones de la responsabilidad con las empresas, en concreto en cuatro aspectos:

  1. - Creciente demanda de transparencia a todas las instituciones tanto públicas como privadas. “Las empresas tiene que construirse un buen relato informativo y prestar mucha atención a lo que cuentan y cómo lo cuentan”. En este sentido va la esperada Ley de Transparencia, que se aprobará en pocos días, y que es, según Jáuregui “una buena ley”.
  2. - Aumento de los observadores. Tanto en número como en impactos.
  3. - Empoderamiento de la ciudadanía. Un aspecto íntimamente ligado al de la transparencia. “Las empresas tienen cada vez más espacios vulnerables ante la ciudadanía, inimaginables hace unos años”: la brecha salarial, la conciliación, los bonus de los directivos, la gestión de la diversidad, etc.
  4. - Gobernanza global. “Tenemos que intentar caminar hacia gobernar la globalización, democratizar la globalización”, destacó Jáuregui. Un camino que inició la ONU con el Pacto Mundial y profundizado por Ruggie con su informe sobre Empresa y Derechos Humanos “Proteger, Respetar y Remediar”. Y en el que los ciudadanos volvemos a tener un papel clave, “denunciar para que se pueda remediar en los casos de violaciones”.

Para concluir la velada de formación/cooperación/reunión de los miembros de la recién creada Asociación, Jáuregui destacó la necesidad en las empresas de incorporar dos elementos fundamentales:

En primer lugar, hacer RSE desde el core business. “No podemos hacer RSE tangencial, y eso hemos de hacérselo ver a los consejeros delegados de las compañías”.

Y en segundo lugar, y no por ello menos importante, “darle un ethos a la empresa, una ética, un carácter, un modo de ser y de hacer las cosas”. “Hemos de ser capaces de que las políticas de RSE acaben incorporando a las compañías ese ethos y que así sea percibido por la sociedad, y no sólo la Acción Social”.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top