¿Son galgos o podencos? RSE: el estéril debate sobre la terminologíaEl debate que hay ahora sobre si deberíamos utilizar una u otra terninología para referirnos a la responsabilidad social empresarial me recuerda a la famosa fábula de Iriarte en la que dos conejos discuten sobre si los que les persiguen son galgos o podencos. En vez de huir, siguen discutiendo hasta que llegan los perros y los devoran.

Como en la fábula, el tiempo que estamos usando en definir el término genera confusión y no permite dedicar nuestros esfuerzos a difundir los beneficios de la RSE.

 

Hay otras cuestiones tremendamente importantes, como el encontrar herramientas y métodos que ayuden a poner en valor la RSE, o encontrar un sistema para internalizar costes externos que sea aceptado por todos.

 

Galgos o podencos, son perros al fin y al cabo. RSE o CSV (Creating Shared Value), RSC o sostenibilidad empresarial, al final estamos hablando de una cierta estrategia de negocios que por muchas razones no deja definirse con facilidad.

 

Lo que yo llamo RSE pero también me gusta llamar sostenibilidad según el contexto, tiene tantos matices y tantos ámbitos de aplicación que circunscribirlo a un término me parece un esfuerzo vano que no lleva a ningún sitio.

 

Este carácter poco definible de la RSE está en su razón de ser. ¿No nos suena el que, según el grupo de interés con el que estemos hablando, nuestro mensaje será uno u otro? Pues con el término pasará igual, utilizaremos uno u otro según quien sea nuestro interlocutor, aunque el mensaje subliminal siempre será el mismo.

 

Qué fue antes,¿el huevo o la gallina? ¿La responsabilidad social empresarial o la creación de valor compartido? Prefiero dedicar mi tiempo y mis recursos intelectuales a seguir aprendiendo y ayudando a las empresas a ser más sostenibles, a ser más responsables frente a sus grupos de interés y a crear más valor para ellas y para la sociedad en general.

 

Al final yo también he entrado en el debate sobre la terminología, pero no he podido evitarlo. Prometo no perderme más en la semántica.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top