seis razones para una xrisis

orencio vazquezMe gustaría compartir con los lectores de Diario Responsable este análisis sobre la situación económica y social en España junto con las medidas adoptadas por el Ejecutivo.

Durante 6 posts intentaré hacer un recorrido desde los antecedentes de la crisis, centrándonos en el caso de España con un análisis de las soluciones tomadas por el gobierno así como propuestas para un cambio de modelo.

 

La estrategia adoptada para imponer medidas encaminadas a recortar de manera progresiva los derechos de los trabajadores y ciudadanos en general, es presentar los aspectos económicos y las finanzas como algo complejo que solamente unas pocas mentes privilegiadas pueden comprender y, por tanto, dirigir. Personas con nombre y apellidos que, bajo el paraguas de la complejidad defienden sus intereses y su poder a costa de miles de millones de personas en todo el planeta. Y; ¿Qué son los mercados?; ¿Qué función tienen?; ¿Cómo se estructuran?.

 

El sistema financiero se crea como un mecanismo encargado de que el ahorro fluya hacia la inversión productiva. En los tiempos actuales la economía financiera ha sustituido a la economía productiva. Los medios de comunicación informan sobre la evolución de índices bursátiles, operaciones de colocación de deuda a través de subastas, variaciones en los precios de los activos, pero han dejado de informar y, por tanto de preocupar a los ciudadanos, del coste de materias primas como el acero, de procesos y políticas que fomenten la soberanía alimentaria, la industrialización del país, etc.

 

Vivimos en un tiempo en el que se prima la “ingeniería financiera” y se entroniza a aquellos que consiguen amasar grandes fortunas a través de operaciones especulativas. Todo ello envuelto en una cortina de humo que elimina cualquier participación de los ciudadanos y que evita que se conozca la mezquindad que esconde. La preponderancia de la economía financiera sobre la economía real provoca que un porcentaje importante de las operaciones tengan carácter meramente especulativo, afectando no solamente a la volatilidad de los activos financieros, sino también a la volatilidad en los precios de los activos reales como la vivienda,  el petróleo y los alimentos.

 

Algunos de estos bienes de primera necesidad también se encuentran sometidos a las presiones especulativas derivadas de su cotización en los mercados de futuros. En la actualidad, se estima que sólo el 1% del dinero circulante es papel moneda el 11% restante sería dinero bancario (depósitos, tarjetas…) y el 82% restante sería financiero. Se ha generado un “sistema bancario a la sombra” de grandes proporciones que es el principal responsable de los productos titulizados y derivados a través de mercados Over the Counter (no regulados). En 2007 el valor nominal de los derivados directos “over-the-counter” fue de alrededor de 596 mil billones de dólares, casi diez veces más que el valor del PIB mundial.  Se trata de una enorme proporción no regulada del sector financiero, que ha producido un aumento de los riesgos sistémicos y cuyo papel en la generación de la crisis financiera ha sido clave. Por otro lado, algunos  bancos han desarrollado operadores, como los denominados vehículos de inversión estructurados, para evadir normas como las exigencias en materia de adecuación del capital.

 

Son varios los factores que han propiciado el desarrollo de la economía especulativa, entre otros la liberalización de los mercados de capitales, la finalización del patrón dólar-oro, el desarrollo de novedosos y complejos productos financieros, la creciente desregularización y la impunidad de los denominados paraísos fiscales. Porque en su sentido original, nada tiene que ver la inversión con esto en lo que ahora se ha convertido.

 

Siguiente post: Concentración de poder.

¿Te ha gustado el artículo?

1 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top