Publicado el
Europa se encuentra confrontando los impactos del cambio climático, caracterizados por fenómenos meteorológicos extremos como inundaciones e incendios forestales. En respuesta a esta situación, la Comisión Europea ha divulgado la primera Evaluación Europea de Riesgos Climáticos, elaborada por la Agencia Europea de Medio Ambiente, junto con una Comunicación que aborda la gestión de estos riesgos climáticos.
Medidas clave para gestionar los riesgos climáticos en la Unión Europea

El año 2023 se distinguió como uno de los más calurosos registrados en la Unión Europea, según datos oficiales. Por ello, no sorprende que una encuesta reciente revele que el 77% de los europeos considera el cambio climático como un problema sumamente grave, y que más de uno de cada tres europeos (37%) ya se sienta personalmente expuesto a los riesgos climáticos.

En este contexto, la Comisión Europea busca abordar estas preocupaciones y responder a la primera Evaluación Europea de Riesgos Climáticos realizada por la Agencia Europea de Medio Ambiente, a través de una Comunicación que trata sobre la gestión de los riesgos climáticos en Europa. Esta comunicación expone cómo la UE y sus países pueden implementar políticas que salvaguarden vidas, reduzcan costos y protejan la prosperidad. Los expertos identifican cuatro categorías principales de acción:

  1. Mejora de la gobernanza: Los países de la UE deben asegurar una mejor comprensión de los riesgos y las responsabilidades. Una cooperación más estrecha en materia de resiliencia climática entre los niveles nacional, regional y local garantizaría que los conocimientos y recursos estén disponibles donde sean más eficaces.
  2. Mejoras en las herramientas para empoderar a los interesados en los riesgos: Los responsables políticos, empresas e inversores deben comprender mejor la interrelación entre los riesgos climáticos, la inversión y las estrategias de financiación a largo plazo. La Comisión mejorará y ampliará el acceso a datos y escenarios para ayudar a las autoridades regionales y locales a prepararse mejor. Además, se planea la disponibilidad del Servicio Galileo de Alerta de Emergencia por Satélite en 2025 para complementar los sistemas de alerta terrestres y comunicar información de alerta al público.
  3. Aprovechar las políticas estructurales: La Comunicación aboga por una mejor ordenación del territorio en los países de la UE, la integración de los riesgos climáticos en la planificación y el mantenimiento de las infraestructuras críticas, así como vincular los mecanismos de solidaridad a nivel de la UE con medidas nacionales adecuadas de resiliencia, para gestionar los riesgos climáticos en todos los sectores.
  4. Establecer condiciones adecuadas para financiar la resistencia al cambio climático: Movilizar suficiente financiación pública y privada para la resiliencia climática es crucial. La Comisión está dispuesta a ayudar a los Estados miembros a mejorar e integrar la presupuestación de los riesgos climáticos en los procesos presupuestarios nacionales.

La Comisión presenta propuestas concretas de acción en los ámbitos de los ecosistemas naturales, el agua, la salud, la alimentación, las infraestructuras y el entorno construido, y la economía. La aplicación de la legislación comunitaria vigente, que ya contribuye a reducir las emisiones y limitar el cambio climático, será fundamental para gestionar con éxito los riesgos en muchos de estos ámbitos.

¡Comparte este contenido en redes!

Diploma “Digitalización y Sostenibilidad”
 
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies