Publicado el
Coincidiendo con la Semana Europea de Prevención de Residuos, el negocio de cuidado personal de Unilever y el Ayuntamiento de Viladecans fomentan la sostenibilidad a través de la creatividad en un concurso de esculturas de envases de plástico reciclado. Gracias a esta iniciativa las y los alumnos de educación secundaria de varios centros de dicha localidad han sido los protagonistas de la I Edición del Concurso Recicl-Arte, cuya entrega de premios se celebró el pasado 24 de noviembre.
Unilever promueve la reutilización de envases de plástico junto a las escuelas de Viladecans

En el marco de la Semana Europea de Prevención de Residuos, Viladecans ha destacado como el epicentro de la creatividad, el reciclaje y la sostenibilidad. En esta coyuntura, el sector de cuidado personal de Unilever, en colaboración con el Ayuntamiento de Viladecans, ha lanzado la primera edición del Concurso Recicl-Arte. Este certamen invita a los estudiantes de secundaria de la ciudad a presentar esculturas utilizando exclusivamente envases de plástico reciclado.

El propósito principal de este concurso es promover la circularidad de los envases y fomentar la sostenibilidad en las escuelas, al mismo tiempo que estimula la creatividad de los estudiantes de secundaria. En concreto, como parte de esta iniciativa, durante los meses de septiembre y octubre, los centros de secundaria participantes llevaron a cabo una campaña de recolección de envases de plástico para reutilizarlos como material en la creación de sus propias esculturas, promoviendo así la circularidad entre alumnos, padres y profesores.

La entrega de premios y la exposición de las esculturas tuvieron lugar el pasado viernes 24 de noviembre en el Cúbic de Viladecans, el espacio ferial de la ciudad. El jurado, compuesto por Carles Ruiz, alcalde de Viladecans; Ana Palencia, directora de comunicación y sostenibilidad de Unilever; Anna Gost, responsable de Dove en España; José Luis Gallego, divulgador medioambiental, y Gisela Navarro, tenienta de alcalde de Presidencia y Ciudad 2030 y concejal de Educación, estuvo presente durante el evento.

Los ganadores fueron los alumnos de la Escuela Goar, quienes obtuvieron el primer premio, seguidos por el grupo del colegio Sagrada Familia en segundo lugar y los estudiantes de la Escuela Teide en tercer lugar. Además, se entregó un cuarto premio, denominado "Premio Unilever", que reconoce a las esculturas que emplearon exclusivamente envases reciclados de marcas del Grupo Unilever, como AXE, Rexona, Dove, Mimosín, Moussel o Skip, entre otras. Este último premio fue otorgado a los alumnos del colegio San Gabriel. La dotación económica de cada premio se destinará a una iniciativa de sostenibilidad que los colegios elijan implementar.

Ander Torinos, líder del área de Personal Care de Unilever, expresó: "Esta iniciativa forma parte del propósito del negocio de cuidado personal de Unilever: We Make it Personal!, donde se promueve, entre otras muchas iniciativas, la reutilización de los envases. Nuestro objetivo es que para 2025 los envases de plásticos de nuestros productos sean 100% reciclables, reutilizables o compostables".

Ana Palencia, directora de comunicación y sostenibilidad en Unilever, comentó: "Los niños se han divertido muchísimo elaborando sus esculturas y nosotros más convocando este concurso tan sostenible junto al Ayuntamiento para ayudar a concienciarles del buen uso que pueden hacer con envases de plástico y darle así una nueva vida; así como que empiecen a entender la importancia que tiene la circularidad de los envases para el cuidado del planeta. Ha sido una primera edición muy exitosa con una participación de hasta 200 alumnos entre todos los colegios".

Finalmente, el alcalde Carles Ruiz expresó su respaldo a las iniciativas que buscan sensibilizar sobre la importancia del reciclaje de manera atractiva y divertida. Al reconocer la participación de las escuelas, Ruiz elogió el ingenio y esfuerzo demostrados en medio de una elección difícil entre los proyectos presentados. Con la mirada puesta en un objetivo compartido, reiteró el compromiso de Viladecans de convertirse en un municipio de emisiones neutras para el año 2030, considerando la preocupante acumulación de plástico en diversas áreas del mundo. Ruiz subrayó la gravedad de esta situación y la necesidad urgente de concienciar sobre el uso responsable del plástico, no solo mediante la divulgación, sino también a través de acciones concretas y actividades locales.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies