Publicado el
De cara a la COP28 que tendrá lugar en las próximas semanas en Dubai, la Conferencia Regional de Jóvenes para América Latina y el Caribe (RCOY por sus siglas en inglés) ha presentado en la Semana del Clima de América Latina y el Caribe el resultado de un trabajo de reflexión sobre los mecanismos que tiene la juventud para pedir más ambición climática.
La juventud propone una nueva agenda global de acción climática intergeneracional

Conformada por más de 200 organizaciones juveniles, la Conferencia Regional de Jóvenes para América Latina y el Caribe (RCOY por sus siglas en inglés) ha desarrollado un proceso intenso para "pasar de la protesta a la propuesta" y así presentar sus propuestas para acelerar la acción climática en América Latina.

Ya no hay dudas acerca de que las y los jóvenes desempeñan un papel fundamental en la lucha contra el cambio climático y son un elemento clave en la búsqueda de soluciones a los desafíos ambientales que enfrenta nuestro planeta. Prueba de ello es que la juventud se organiza a nivel mundial, y también en América Latina, para acelerar la acción climática. Una acción climática que necesita también tener en cuenta planteamientos que no están tradicionalmente representados en la negociación de las políticas nacionales, regionales e internacionales. Y estructuran sus demandas para tener mayor capacidad de interlocución en el marco de la agenda global.

Lo cierto es que, es innegable que la agenda global medioambiental hoy es en ocasiones repetitiva, lenta y poco focalizada en la implementación. Lo que genera dudas sobre el objetivo de ambición del grado y medio. Esta situación invita a los jóvenes, además de a pedir que se escuchen sus demandas y tener un rol en la negociación, a proponer medidas concretas para acelerar la acción climática involucrándose en la implementación de sus propuestas. En este contexto, existe una oportunidad para la colaboración público privada y la construcción de mecanismos de cooperación intergeneracional. Y focalizados en la implementación de medidas concretas de mitigación y adaptación frente al cambio climático. 

Aprovechando la organización de un evento con la CAF-banco de desarrollo de América Latina y el Caribe en la ciudad de Panamá desde Comunidad #PorElClima han entrevistado a Jhoana Cifuentes, Directora Ejecutiva de Climalab Colombia, y coordinadora de RCOY América Latina. Cabe destacar que la actividad se enmarcó en el proceso de construcción de la Nueva Agenda de Juventudes de la Organismo Internacional de Juventud para Iberoamérica (OIJ), que apoya el proceso de incidencia de RCOY en la COP28, y que cuenta con la facilitación de ECODES a través de su iniciativa AmbiciónCOP.

Ante la pregunta acerca de cómo se están preparando las y los jóvenes de cara a la COP28, Cifuentes respondió que como juventud latinoamericana ven importante poder incidir dentro de los equipos nacionales de nuestros países e instar a los ministerios de ambiente a construir visiones regionales que posicionen a América Latina y el Caribe como líder en las negociaciones internacionales de cambio climático. Desde las diferentes organizaciones vinculadas a la RCOY, y del equipo regional, explicó que se está trabajando en una agenda de trabajo que incorpore tanto intereses vinculados con las realidades de los propios países de los que hacemos parte como aquellos identificados a nivel regional en el marco del trabajo de construcción de la declaratoria.  

En cuanto a las principales necesidades sostuvo que aún hay muchos retos para que las juventudes se involucren, especialmente porque siguen existiendo barreras de acceso a espacios de toma de decisiones. Ya sea porque no involucran una apertura a las diversas voces, especialmente de quiénes están en la primera línea de afectación de la crisis climática, lo cual se suma a las oportunidades de financiamiento, que son limitadas.

Las juventudes demandan acciones urgentes. Pero además, plantean propuestas y recomendaciones argumentadas que los gobiernos podrían estar implementando ya y no lo están haciendo. Por eso, una articulación y colaboración de parte de diversos actores es prioritaria para apalancar este proceso y llevarlo hasta los más altos niveles de toma de decisiones. Y el sector privado y el sector multilateral pueden ser grandes aliados por lo que es necesario una llamada a estos sectores para incorporarse y apoyar la agenda de las juventudes.

Entre otras cosas, la experta explicó que los procesos de las conferencias locales y regionales de juventud están en un proceso de consolidación. En la mayoría de países de América Latina se cuenta con conferencias locales de Juventud y, a nivel regional, ya se han realizado 3 citas para latinoamérica y dos para el Caribe, realizando conferencias regionales separadas para atender las necesidades y diversidades de cada espacio territorial. 

Y concluyó: “Los espacios como la Semana Climática de América Latina y el Caribe y las COP sirven para generar espacios de intercambio, encontrar puntos comunes en nuestra agenda de incidencia y llevar a cabo acciones conjuntas. Estos espacios permiten organizarnos, reconocernos como colectivo, conectar y  visibilizar nuevas iniciativas juveniles para seguir impulsando el empoderamiento climático. Allí, las visiones regionales y locales deben seguir incorporandose, considerando la importancia de pensar global y actuar local.”

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies