Publicado el
Esta fue una de las principales conclusiones que se desprendió de un estudio elaborado por Voluntare, la principal red de voluntariado corporativo de habla hispana. Recientemente, la entidad ha organizado una jornada en colaboración con la Fundación MAPFRE, con el objetivo de analizar el papel que el voluntariado corporativo juega en el fortalecimiento de la diversidad y la inclusión en las empresas, y en la sociedad en su conjunto.
El voluntariado corporativo, clave para la gestión de la diversidad en la empresa

El voluntariado corporativo, también conocido como voluntariado empresarial, es una práctica en la que las empresas animan a sus empleados a dedicar tiempo y esfuerzo a actividades de servicio comunitario y obras benéficas. Esto implica que los empleados se involucren en actividades voluntarias en sus comunidades locales o en proyectos humanitarios a nivel global, a menudo durante el horario laboral o como parte de las iniciativas de responsabilidad social corporativa (RSC) de la empresa.

Recientemente, Voluntare, la principal red de voluntariado corporativo de habla hispana en colaboración con la Fundación MAPFRE, han organizado un encuentro titulado "El potencial del voluntariado corporativo y la construcción de sociedades más diversas e inclusivas" en el cual se presentaron las principales conclusiones de un informe que lleva el mismo título. Entre las conclusiones del estudio se destaca la importancia de la colaboración entre las áreas de diversidad y voluntariado para alcanzar objetivos comunes y promover aspectos clave como la empatía al acercarse a diversas realidades. Además, el estudio enfatiza la necesidad de formar a las personas voluntarias para maximizar el impacto de las acciones, medir dicho impacto para asegurar el logro de los objetivos y fomentar la comunicación y la reflexión tras cada actividad para compartir aprendizajes y abrir espacios de reflexión. “Cuando combinamos voluntariado corporativo con diversidad e inclusión, creamos una sinergia poderosa. No solo estamos mejorando nuestras comunidades, sino que también estamos fortaleciendo nuestra cultura interna”, ha destacado Benedetta Falletti, directora de Voluntare.

La jornada pretendía además convertirse en un espacio de reflexión a través de dos sesiones prácticas. Pablo García Menchén, director de comunicación y marketing de Fundación Adecco, ha explorado la construcción y fortalecimiento de la comunicación inclusiva en los programas de voluntariado. “En el desarrollo de un programa de voluntariado corporativo existen momentos clave en los que la comunicación desempeña un papel fundamental, no solo de cara a la propia gestión de la actividad, sino para informar adecuadamente sobre la realidad sobre la que se va a actuar”, ha afirmado García Menchén. “Sin embargo, no es solo importante lo qué contamos sino cómo lo contamos, y aquí existen tres claves en el uso de la comunicación: que ha de ser claro, adaptativo e inclusivo”, ha concluido.

Por su parte Celia Pérez Muñoz, formadora consultora experta en diversidad y sesgos inconscientes en INTRAMA, ha dirigido una sesión para reconocer, entender y mitigar los prejuicios inconscientes en el día a día, a nivel profesional y personal. “La mente nos habla de prejuicios, mientras el corazón nos conecta. No podemos estar en la vida sin empatizar. Y para eso tenemos que parar, desconectar la mente. La diversidad es estar en sintonía con la vida”, ha resaltado en su intervención.

Descargar estudio completo 

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies