Publicado el
El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) ha publicado el pasado jueves 28 de octubre en su página web la resolución provisional de la primera convocatoria del PERTE de digitalización del ciclo del agua, concediendo ayudas por un importe total de 200 millones de euros para la mejora de la digitalización del ciclo del agua urbana.
España financia proyectos para mejorar la eficiencia del ciclo urbano del agua

El ciclo urbano del agua es el proceso de suministro, distribución, uso, recolección, tratamiento y disposición del agua en entornos urbanos. Se trata de un elemento esencial para mantener el suministro de agua potable, gestionar las aguas residuales y proteger el medio ambiente. Es importante garantizar la sostenibilidad y eficiencia en cada etapa del ciclo para conservar los recursos hídricos y reducir el impacto ambiental de las actividades urbanas.

Conscientes de esta importancia, El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) ha publicado el pasado jueves 28 de octubre en su página web la resolución provisional de la primera convocatoria del PERTE de digitalización del ciclo del agua. Las ayudas a los 30 proyectos financiados oscilan entre los 3,3 y 7,9 millones de euros y beneficiarán a 1.676 municipios de 16 comunidades autónomas con una población de 14.742.016 habitantes. Las ayudas beneficiarán a proyectos que abordan la gestión del agua, tanto en grandes ciudades como en pequeños municipios del medio rural, y que han presentado proyectos agrupados.

Los beneficiarios han sido operadores de los servicios de abastecimiento, saneamiento y depuración de agua urbana de diversa naturaleza, tales como entidades de la administración local, empresas públicas, mixtas y representantes del sector privado. Los proyectos —seleccionados en régimen de concurrencia competitiva, ajustándose a los principios del artículo 8.3 de la Ley 38/2003, de 17 de noviembre, General de Subvenciones— destacan por su elevada calidad técnica y su contribución a la consecución de los objetivos del PERTE de digitalización del ciclo del agua.

Cabe recordar que el ciclo urbano del agua se divide en varias etapas, que incluyen:

  1. Captación: El agua se obtiene de fuentes naturales como ríos, lagos, embalses o acuíferos mediante sistemas de captación, como represas, pozos, o tomas superficiales. En áreas urbanas, esto a menudo implica la construcción de plantas de tratamiento de agua para asegurar que el agua sea segura para el consumo humano.
  2. Tratamiento: El agua captada se somete a procesos de tratamiento para eliminar impurezas, microorganismos y contaminantes químicos. Estos procesos pueden incluir la filtración, la desinfección con cloro u otros desinfectantes, y la adición de productos químicos para mejorar la calidad del agua.
  3. Distribución: Una vez tratada, el agua se distribuye a través de una red de tuberías hacia las viviendas, comercios e industrias de las áreas urbanas. Esta infraestructura de distribución incluye tuberías subterráneas, estaciones de bombeo y tanques de almacenamiento para mantener un flujo constante de agua.
  4. Uso: En las áreas urbanas, el agua se utiliza para una variedad de propósitos, incluyendo el consumo humano, la limpieza, la irrigación de jardines y áreas verdes, la refrigeración industrial y muchas otras aplicaciones.
  5. Recolección: Después de su uso, el agua contaminada se recolecta a través de sistemas de alcantarillado, que consisten en tuberías que transportan las aguas residuales desde las viviendas y las empresas hasta las plantas de tratamiento de aguas residuales.
  6. Tratamiento de aguas residuales: En las plantas de tratamiento de aguas residuales, el agua usada se somete a procesos de tratamiento para eliminar los contaminantes y devolverla al medio ambiente o reutilizarla para usos no potables, como la irrigación.
  7. Disposición: En algunos casos, las plantas de tratamiento pueden descargar el agua tratada en cuerpos de agua naturales como ríos o lagos, mientras que en otros casos se utiliza para la recarga de acuíferos subterráneos o para riego agrícola.

Las actuaciones financiadas responden a iniciativas punteras y estratégicas que permitirán una mejora de la eficiencia en el uso y gestión del agua en España, tales como la sensorización en tiempo real de las captaciones del dominio público hidráulico, el control de los consumos a través de la implantación de contadores inteligentes, la reducción de las pérdidas de agua potable, el control en tiempo real de las depuradoras de aguas residuales y de los vertidos al dominio público hidráulico, la creación de gemelos digitales y la modelización matemática de redes y sistemas hidráulicos que permitan la utilización de la inteligencia artificial para la gestión de los sistemas, así como la implantación de plataformas que integran todo el ciclo del agua y apoyan a una gestión sostenible del recurso hídrico y la transparencia en la gestión del agua. Asimismo, se financiarán proyectos integrales que implementarán planes de actuación frente a la sequía y las inundaciones.

Tras un período de 10 días para recibir alegaciones y la reformulación de los proyectos, la resolución definitiva de la convocatoria se realizará en la primera quincena de noviembre de 2023 y el plazo de finalización de los proyectos será el 31 de diciembre de 2025, con la posibilidad contemplada de una prórroga hasta el máximo del 1 de junio de 2026. 

Asimismo, está publicada la segunda convocatoria de ayudas del PERTE de digitalización del ciclo urbano del agua por un importe de 200 millones. Las ayudas oscilarán entre los 500.000 euros y los 10 millones por proyecto como norma general, cantidad que variará en función del número de habitantes de los municipios en los que tengan lugar las actuaciones. El plazo para la presentación de solicitudes de esta segunda convocatoria finalizará el 13 de diciembre de 2023. Igualmente, se encuentra abierta la primera convocatoria del PERTE destinada a proyectos de digitalización del regadío que, con una inversión inicial de 100 millones de euros, permitirá la eficiencia en el uso del agua, de fertilizantes y plaguicidas en los proyectos que finalmente se seleccionen en todo el ámbito nacional.

 

En este artículo se habla de:
Noticiasactualidad

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies