Publicado el
Por tercer año consecutivo, la red de emprendedores con impacto pionera en el sector del coworking en España, ha compensado su huella de carbono generada por la actividad de sus seis espacios de la capital (Barceló, Picasso, Piamonte, Alameda, Gobernador y Prosperidad). Durante 2022, sus seis espacios en la capital han generado 4,17 toneladas de CO2 y han evitado la emisión de otras 160 toneladas gracias al consumo eléctrico procedente de fuentes 100% renovables.
Una vez más, Impact Hub Madrid obtiene la certificación Cero CO2 de compensación de emisiones

Compensar la huella de carbono es una forma de tomar medidas para contrarrestar las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que generamos como individuos, empresas o comunidades. Conscientes de la urgencia de detener la emergencia climática, Impact Hub Madrid, la red de emprendedores con impacto pionera en el sector del coworking en España, ha compensado un año más la huella de carbono generada por la actividad de sus seis espacios de la capital (Barceló, Picasso, Piamonte, Alameda, Gobernador y Prosperidad). Y ha renovado, por tercer año consecutivo, la certificación Cero CO2 de compensación de emisiones otorgada por la Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES). 

Durante 2022, el uso de sus espacios, tanto por parte de las empresas alojadas en ellos como por los eventos celebrados en sus instalaciones, ha generado 4,17 toneladas de CO2, una cantidad ligeramente superior a las 4,12 toneladas de 2021. La mayor fuente de emisiones es el teletrabajo, causante del 77% del total de emisiones. El 23% restante se debe al consumo de agua. 

Cabe destacar que el consumo eléctrico de los espacios de Impact Hub Madrid, acreditada como B Corp, no genera ningún tipo de emisiones, dado que procede íntegramente de fuentes de energía renovable. Tomando como referencia el informe anual de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia para el año 2022, la cantidad de electricidad consumida el pasado año en sus seis centros ha evitado la emisión de más de 160 toneladas de CO2.

Existen diversas formas en las cuales una empresa puede compensar su huella de carbono. Algunas de ellas son:

  1. Reducción de emisiones: Antes de considerar la compensación, es importante reducir tus emisiones de carbono tanto como sea posible. Puedes hacerlo mediante la adopción de prácticas más sostenibles, como reducir el consumo de energía, utilizar medios de transporte más eficientes, optar por fuentes de energía renovable y minimizar el desperdicio de alimentos.
  2. Compensación voluntaria: La compensación voluntaria implica financiar proyectos que reduzcan o capturen emisiones de carbono equivalentes a las que generas. Los proyectos típicos incluyen la plantación de árboles, la conservación de bosques, la generación de energía renovable o la implementación de tecnologías de captura y almacenamiento de carbono.
  3. Compra de créditos de carbono: Los créditos de carbono son certificados que representan una tonelada de emisiones de CO2 reducidas o capturadas. Puedes comprar estos créditos a proyectos certificados que han generado reducciones de emisiones. Al hacerlo, estás compensando tus emisiones al respaldar proyectos que las reducen.
  4. Inversiones sostenibles: Considera invertir en empresas o proyectos que promuevan la sostenibilidad y reduzcan las emisiones de carbono. Por ejemplo, puedes buscar oportunidades en energías renovables, eficiencia energética o tecnologías limpias.

En el caso de Impact Hub, para alcanzar la neutralidad de emisiones, la compañía colabora con los proyectos de Cero CO2, realizando una aportación económica voluntaria que sirve para compensar la cantidad de CO2 emitida a través de iniciativas de reforestación localizadas en países en vías de desarrollo. Por ejemplo, un proyecto de conservación de la Amazonía en Perú, uno de protección forestal en Brasil u otro de reforestación en Colombia. Estas iniciativas tienen el doble objetivo de lucha contra el cambio climático y lucha contra la pobreza.

Concretamente, la estrategia de la Política Ambiental de la compañía se centra en tres aspectos, considerados materiales para su modelo de negocio: la prevención de riesgos, tanto para el medio ambiente como para la salud de las personas; la reducción y control de emisiones (aire y agua); y la optimización de la gestión de recursos ambientales. Asimismo, Impact Hub Madrid cuenta con un sistema de gestión ambiental que regula los procesos y responsabilidades en esta materia y promueve la mejora continua de su desempeño, contribuyendo a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

En palabras de María Calvo, directora de Workspaces de Impact Hub Madrid“Gracias a nuestro firme compromiso con la reducción de nuestra huella de carbono estamos facilitando que las empresas que eligen Impact Hub Madrid como espacio para trabajar minimicen también su impacto ambiental y sean más sostenibles. Se trata de un aspecto que los miembros de la comunidad valoran enormemente, ya que contar con este sello les puede ayudar a obtener otras certificaciones vinculadas con la sostenibilidad, como B Corp.

En este artículo se habla de:
Noticiasactualidad

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies