Publicado el
No hay motivos para celebrar: las cifras oficiales de Naciones Unidas muestran que la cantidad de personas refugiadas y desplazadas sigue aumentando y en mayo de este año alcanzó un récord de 110 millones de personas. Al menos 79 personas se ahogaron frente a las costas de Grecia.
El mundo ha alcanzado una cifra récord de personas refugiadas

El problema de las personas refugiadas es una realdad que nos afecta a todos de una u otra manera. La problemática es compleja y abarca una serie de desafíos vinculados tanto a las personas desplazadas como a las comunidades y países de acogida. Algunos de los problemas más comunes asociados con las personas refugiadas son los siguientes:

  1. Protección y seguridad: Las personas refugiadas a menudo huyen de conflictos armados, persecución o violencia en sus países de origen. El desafío principal es garantizar su protección y seguridad una vez que llegan a un lugar de refugio. Esto implica brindarles acceso a un estatus legal adecuado, protección contra la violencia y el abuso, y la prevención de la discriminación y la xenofobia.
  2. Necesidades humanitarias básicas: Las personas refugiadas a menudo llegan a los países de acogida con muy pocos recursos y necesidades humanitarias urgentes, como alimentos, agua, refugio y atención médica. Proporcionar asistencia humanitaria adecuada y sostenible es esencial para garantizar su supervivencia y bienestar.
  3. Acceso a servicios básicos: Las personas refugiadas necesitan acceso a servicios básicos como educación, atención médica, vivienda y empleo. Sin embargo, a menudo enfrentan barreras para acceder a estos servicios debido a factores como el idioma, la falta de documentos legales, la discriminación y la falta de recursos por parte de los países de acogida.
  4. Integración y autonomía: La integración exitosa de las personas refugiadas en las comunidades de acogida es un desafío importante. Esto implica proporcionar oportunidades de educación y capacitación, fomentar la participación social y económica, y promover la autonomía para que puedan reconstruir sus vidas y contribuir al desarrollo de sus nuevas comunidades.
  5. Soluciones duraderas: Las personas refugiadas a menudo desean regresar a sus países de origen una vez que la situación se haya estabilizado o encontrar una solución duradera en un país de acogida. La búsqueda de soluciones duraderas, como el retorno seguro y voluntario, la integración local o la reubicación en terceros países, es fundamental para abordar la problemática a largo plazo. 

Si bien algunos estados han desarrollado políticas públicas para hacerle frente a esta realidad, lo cierto es que estamos muy lejos de resolver esta problemática. Según datos oficiales de Naciones Unidas el número de refugiados y desplazados ha alcanzado un récord de 110 millones de personas. Concretamente, en 2022, 19 millones de personas se vieron obligadas a dejar sus hogares, el mayor aumento anual de la historia, según  el informe Tendencias Globales de Desplazamiento Forzado 2022 de ACNUR.

La publicación muestra que, de la totalidad de personas refugiadas, el 76% de los 110 millones de personas se encuentran en países de renta baja y media. Turquía es el país del mundo que acoge más refugiados y personas que necesitan protección. Colombia es el tercero y Perú, el noveno. Por su parte, las Américas acogían a finales de 2022 a 800.600 personas que han obtenido la condición de refugiado y a otros 5,2 millones que necesitan protección internacional. Es un 17% más que en 2021. 

Entre las diez nacionalidades que más han pedido asilo, seis son de América Latina y el Caribe. Los venezolanos son los que más solicitudes han presentado. Les siguen Cuba (tercer lugar), Nicaragua (4º), Colombia (7º), Honduras (8º) y Haití (9º), además, UNICEF calcula que 43,3 millones de los desplazados forzosos son niños.

Otro dato alarmante que proporciona el informe es que al menos 79 personas se ahogan frente a las costas de Grecia. Este miércoles se ha producido un naufragio frente a Pylos, Grecia según la guardia costera del país en el que han muerto ahogados al menos 79 migrantes. Según informaciones de prensa, más de 100 personas han sido rescatadas y se han recuperado 79 cadáveres. Las tareas de búsqueda y rescate continúan y los informes iniciales sugieren que hasta 400 personas estaban a bordo. El Alto Comisionado para los Refugiados, Filippo Grandi, dijo que “hace falta mucho más apoyo internacional y que se compartan las responsabilidades de manera más equitativa”.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies