Publicado el
BBVA analiza en el nuevo monográfico “Biodiversidad: equilibrio y salud del planeta” las principales causas y consecuencias de la crisis de la biodiversidad actual.
¿Sabes lo importante que es la biodiversidad para el planeta?

La emergencia climática ya está aquí y sus efectos son palpables en diferentes ámbitos. En este escenario, BBVA analiza en el nuevo monográfico Biodiversidad: equilibrio y salud del planeta’ las principales causas y consecuencias de esta crisis de la biodiversidad.

La crisis de la biodiversidad se refiere a la acelerada disminución de la diversidad biológica en todo el planeta. La biodiversidad abarca la variedad de especies de plantas, animales, hongos y microorganismos, así como los ecosistemas en los que viven. Esta crisis es considerada una de las mayores amenazas a la vida en la Tierra, ya que afecta no solo a la naturaleza, sino también a los seres humanos y al funcionamiento de los ecosistemas.

La publicación afirma que la biodiversidad, por la que entendemos a todas las especies que habitan en el planeta, juega un papel fundamental a la hora de proveernos de alimento, materias primas, medicinas y energía. Pero, además, genera otros beneficios para las personas y para el planeta, como la regulación del clima o la polinización. Los expertos de BBVA advierten que funciona como un puzle: todos los elementos que componen la biodiversidad están interrelacionados, en equilibrio, por lo que, si alguna de sus partes sufre alteraciones o daños, todo el sistema se resiente. Por ejemplo, los ecosistemas más incomunicados, como las islas, están entre los más afectados por la presencia de especies invasoras. Un caso llamativo es el de los gatos: este animal se ha introducido en aproximadamente 180.000 islas en todo el mundo. Se estima que, solo en Gran Bretaña, matan entre 25 y 29 millones de aves cada año.

El monográfico descargable, que elabora BBVA de la mano de expertos como Elena Pita, responsable de la Fundación Biodiversidad; Enric Ballesteros, investigador científico del Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CEAB-CSIC) o David Moreno Mateos, profesor en el departamento de arquitectura del paisaje en la Universidad de Harvard e investigador asociado en el Centro Vaco para el Cambio Climático (BC3, por sus siglas en inglés) analiza con gran profundidad el estado medioambiental actual.

El informe advierte que esta crisis, junto con las consecuencias del cambio climático, son dos de las principales amenazas actuales a las que se enfrenta el ser humano y el medioambiente. Y curiosamente ambas tienen como causa originaria la actividad del hombre. Es por ello, que el equipo de expertos de BBVA sostiene que ser conscientes de los riesgos y amenazas a los que se enfrenta la conservación de la biodiversidad, especialmente en algunas zonas del planeta, nos ofrece una perspectiva del gran reto que tenemos entre manos. Aunque queda mucho por hacer, lo cierto es que ya existen numerosas iniciativas que buscan poner fin o al menos mitigar esta pérdida de la biodiversidad.

Una de las más reconocidas es la Great Green Wall, cuyo objetivo es crear un gran muro verde de más de 8.000 kilómetros que una los dos extremos del continente africano: desde Senegal, en la costa atlántica, hasta Eritrea, en el mar Rojo. Esta franja de árboles y vegetación, de unos 15 kilómetros de ancho, está ayudando ya a restaurar los ecosistemas del Sahel y a reconvertirlos en tierras fértiles.

Algunas de las consecuencias de la crisis de la biodiversidad:

  1. Pérdida de especies: La extinción de especies es una consecuencia directa de la crisis de la biodiversidad. La desaparición de especies afecta los ecosistemas y puede tener impactos negativos en la cadena alimentaria y la estabilidad de los ecosistemas.
  2. Disminución de la resiliencia de los ecosistemas: La biodiversidad es crucial para la resiliencia de los ecosistemas frente a perturbaciones, como el cambio climático o enfermedades. La pérdida de diversidad biológica reduce la capacidad de los ecosistemas para adaptarse y recuperarse.
  3. Impactos en la seguridad alimentaria: La biodiversidad desempeña un papel crucial en la producción de alimentos, proporcionando polinizadores, controladores de plagas y variedades de cultivos. La pérdida de biodiversidad puede afectar la disponibilidad de alimentos y la estabilidad de los sistemas agrícolas.
  4. Disrupción de servicios ecosistémicos: Los ecosistemas brindan una amplia gama de servicios a los seres humanos, como la purificación del agua, la regulación del clima, la polinización de cultivos y la provisión de medicinas. La pérdida de biodiversidad puede interrumpir estos servicios.

El informe concluye que conocer que hay alternativas, que existen acciones de conservación y restauración de ecosistemas que mejoran la biodiversidad, es alentador y arroja luz y esperanza sobre el tema.

¡Comparte este contenido en redes!

Diploma “Digitalización y Sostenibilidad”
 
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies