Publicado el
No hay dudas de que la emergencia climática es uno de los problemas más acuciantes de nuestro siglo y una de sus múltiples aristas afecta de lleno al mundo empresarial, ya que las compañías pueden tener un impacto significativo en el medio ambiente a través de sus operaciones y actividades comerciales. En este escenario, es importante recordar el rol clave que tienen las empresas para tomar medidas en pos de reducir su huella de carbono y promover prácticas sostenibles.
El cambio climático, un asunto empresarial

El cambio climático es uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta nuestro planeta en la actualidad y las empresas tienen mucho que aportar en la lucha por detener la emergencia climática. Si bien aún queda mucho por hacer, es importante destacar que las compañías españolas ya han iniciado el cambio. Según el último informe Comunicado el Progreso del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, el 75% de las entidades asociadas y el 86% de las empresas del IBEX 35 evalúan su impacto en el cambio climático.

Para abordar el cambio climático, las empresas pueden implementar una serie de estrategias y prácticas sostenibles, como la adopción de tecnologías limpias, la reducción de residuos y emisiones, la conservación de energía y recursos, la implementación de prácticas laborales justas y responsables, y la colaboración con otros actores de la sociedad para promover soluciones sostenibles. Además de su responsabilidad social y ambiental, las empresas también pueden beneficiarse de la adopción de prácticas sostenibles. La reducción de costos operativos, la mejora de la reputación y la imagen de la marca, el acceso a nuevos mercados y la generación de nuevas oportunidades de negocio son solo algunos de los beneficios que pueden obtener las empresas que abordan el cambio climático de manera proactiva y responsable.

Además, diversas investigaciones muestran que las empresas de todos los sectores están experimentando las consecuencias del cambio climático. No sólo en relación a la creciente presión regulatoria, sino también por los cambios en las preferencias de los consumidores y la escasez de algunos recursos naturales imprescindibles para sus operaciones. Por este motivo, cada vez más empresas españolas realizan una evaluación sobre los efectos de este fenómeno en sus negocios, manteniendo la acción climática como una de las tendencias en sostenibilidad del año. En concreto, según Comunicando el Progreso, el 89% del IBEX 35 y el 33% de las empresas adheridas a nuestra iniciativa evalúan los efectos del cambio climático en sus negocios.

¿Qué pueden hacer las empresas españolas para contribuir a detener el calentamiento global?

Las empresas españolas vienen realizando numerosas acciones para combatir el cambio climático. Los pilares fundamentales de estas iniciativas son: la transparencia, la gestión del agua y la sensibilización contra el cambio climático.

En primer lugar, desde el Pacto Mundial afirman que las empresas de nuestro país no se quedan sólo en la parte evaluativa. Actúan en consecuencia fijando compromisos de reducción de emisiones de CO2 que les ayuden a contribuir al ODS 13 y frenar los impactos del calentamiento global. Según el citado informe, un 75% de las empresas adheridas a al Pacto Mundial de la ONU España, están comprometidas. Lo que supone 9 puntos porcentuales más que en el ejercicio anterior. En el caso del índice bursátil, 30 de las 35 empresas que lo conforman reportan este compromiso. Sin embargo, aún son pocas empresas las que lo hacen a través de objetivos de reducción de emisiones basados en la ciencia en línea con la iniciativa Science Based Targets. En concreto, tan sólo un 6% de las empresas consultadas y un 37% del IBEX 35 (8 puntos más que en 2021) posee objetivos aprobados.

Asimismo, cabe destacar que los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) más trabajados por las empresas españolas consultadas para enfrentar el cambio climático son el ODS 12 de Producción y consumo responsable, el ODS 7 de Energía asequible y no contaminante y el ODS 13 de Acción por el clima. Cada uno de estos Objetivos de la Agenda 2030 es trabajado por más de la mitad de las empresas consultadas. Por su parte, las empresas del IBEX 35 priorizan el ODS 13, con un 83% de ellas que lo consideran estratégico. En el otro lado de la balanza, Objetivos ambientales como el ODS 14 de Vida submarina y el ODS 15 de Ecosistemas terrestres se posicionan como los menos trabajados.

En segundo lugar, de acuerdo con el estudio, las empresas asociadas a la iniciativa se apoyan mayoritariamente en la economía circular para reducir su huella ambiental. De hecho, el 76% de ellas toma medidas para mejorar la eficiencia de los recursos, un 24% evalúa el ciclo de vida y calcula los costes ambientales de sus productos y servicios. Según la publicación, el ecodiseño se abre paso de forma incipiente, con un 17% de empresas que apuestan por este modo de concebir sus productos y servicios. Igualmente, la tecnología y la innovación se posicionan como dos grandes aliados para paliar el impacto empresarial sobre el planeta. Por ello ya más de la mitad de las empresas consultadas utiliza tecnologías y soluciones respetuosas con el medioambiente.

En tercer lugar, el reporte de información sobre las actividades de la empresa para fomentar su transparencia es una tendencia en auge. Un reporte motivado por la demanda de los consumidores y de la normativa vigente. En este sentido, el informe destaca que prácticamente la mitad de las empresas consultadas reporta sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y los datos estratégicos de la organización en relación con el cambio climático. Similar es el porcentaje de empresas consultadas que posee programas de formación y sensibilización para empleados relacionados con medioambiente, un 53%. Esta acción es crucial para que las personas empleadas de la organización puedan implicarse en su transformación sostenible.

¡Comparte este contenido en redes!

Diploma “Digitalización y Sostenibilidad”
 
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies