El pasado 10 de noviembre el Parlamento Europeo aprobó la Directiva de Informes de Sostenibilidad Corporativa (CSRD por sus siglas en inglés), que apunta a mejorar la rendición de cuentas de las grandes empresas ante el público, obligándolas a informar sobre el efecto de su actividad en las personas y el medio ambiente.
La transparencia en cuestiones ASG será una norma para las grandes compañías

Luego de largos períodos de consulta y debate ya es un hecho: todas las grandes empresas de la Unión Europea deberán divulgar información sobre el impacto de su actividad en las personas y el planeta, y sobre los riesgos de sostenibilidad que afronten. La nueva Directiva sobre información corporativa en materia de sostenibilidad(CSRD) modifica la anterior Directiva de 2014 sobre información no financiera (NFRD) y fue aprobada el pasado 10 de noviembre, con 525 votos a favor, 60 en contra y 28 abstenciones. Su objetivo principal es mejorar la rendición de cuentas de las empresas ante el público, al obligarles a informar regularmente sobre el efecto de su actividad en las personas y el medio ambiente. Con esta nueva normativa se espera lograr acabar con el “greenwashing” que hacen algunas compañías y busca reforzar la economía social de mercado en la UE. También supondrá un avance hacia el establecimiento de estándares sobre sostenibilidad a nivel global.

A largo plazo la meta de esta directiva es equiparar la información sobre sostenibilidad con la información financiera, permitiendo al público acceder por fin a datos fiables y comparables. Para ello, incluye exigencias más detalladas obligando a las grandes empresas a publicar información en materia de ASG en consonancia con la normativa de la UE (en proceso de desarrollo por el EFRAG): aspectos medioambientales, sociales, y los factores de gobierno corporativo (ASG).

Para asegurarse de que las empresas ofrecen información fiable, estas estarán sujetas a auditorías independientes y procesos de certificación. La información financiera y de sostenibilidad se colocan en pie de igualdad y los inversores contarán con datos comparables y fiables. El acceso digital a la información sobre sostenibilidad también queda garantizado con la nueva normativa.

Otro aspecto clave de la CSRD es que amplía el ámbito de aplicación. Los nuevos requisitos de información sobre sostenibilidad de la UE se aplicarán a todas las grandes empresas, coticen o no en los mercados de valores. Las empresas no comunitarias con actividad sustancial en la UE (con un volumen de negocios superior a 150 millones de euros en la UE) también tendrán que cumplirlas. Las pymes que cotizan en bolsa también estarán cubiertas, pero tendrán más tiempo para adaptarse a las nuevas normas. De este modo, para casi 50.000 empresas de la UE, la recopilación y el intercambio de información sobre sostenibilidad se convertirá en la norma, frente a las cerca de 11.700 empresas cubiertas por las normas actuales. Además, se exige que toda la información se publique como parte de los informes de gestión de las empresas se divulgue en un formato digital y de lectura automática, facilitando un mejor acceso a la información en la propia web de la compañía.

La normativa entrará en vigor a fines de este año y comenzará a aplicarse entre 2024 y 2028 según el siguiente cronograma:

  • 1 de enero de 2024: aplicará para grandes empresas de interés público (más de 500 empleados) ya sujetas a la directiva sobre información no financiera (las mismas deberán entregar sus informes en 2025).
  • 1 de enero de 2025 para las grandes compañías no sujetas a la directiva sobre información no financiera (más de 250 empleados y/o una facturación de 40 millones de euros y/o 20 millones en activos totales), las que deberán entregar sus informes en 2026.
  • 1 de enero de 2026 para las pymes cotizadas y otras empresas, que deberán entregar sus informes en 2027. Por su parte, las pymes podrán retrasarlo hasta 2028.

Durante el debate, el ponente francés Pascal Durand afirmó: “Europa está mostrando al mundo que sí es posible garantizar que las finanzas, en el sentido estricto de la palabra, no gobiernen toda la economía mundial”.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top