Publicado el
Oficialmente, ayer, 6 de noviembre, comenzó la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de este año, que se lleva a cabo en Sharm el-Sheikh, Egipto. La COP27 tendrá lugar hasta el próximo viernes 18 de noviembre. ¿Cuál es el significado de la Conferencia? ¿Qué hay en juego? ¿Cuáles serán los temas de debate más importantes? Naciones Unidas ha publicado un informe especial a donde recopila la información más importante sobre el evento.

En medio de un escenario marcado por fenómenos climáticos extremos por doquier, una crisis energética provocada por la guerra en Ucrania y datos científicos que reiteran que el mundo no está haciendo lo suficiente para reducir las emisiones de carbono y proteger el futuro de nuestro planeta tiene lugar la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de este año o en Sharm el-Sheikh. Se trata del evento medioambiental más importante del mundo y en el cual se espera que se tomen las definiciones más importantes que impactarán en el mundo entero.

Naciones Unidas ha publicado un informe especial en el cual detalla la información más importante sobre el evento de referencia mundial, pero, antes de avanzar, es importante saber cómo comenzó todo. El origen de las Conferencias sobre el Cambio Climático se encuentra en 1992,  cuando la ONU organizó la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro, Brasil, en la que se adoptó la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y se estableció su agencia coordinadora, que ahora conocemos como la Secretaría sobre el Cambio Climático de la ONU. En dicho tratado, las naciones acordaron "estabilizar las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera para evitar interferencias peligrosas de la actividad humana en el sistema climático". Luego, desde 1994, cuando el tratado entró en vigor, la ONU ha estado reuniendo anualmente a casi todos los países del mundo en estas cumbres climáticas, conocidas en el mundo diplomático como COPs, que significa "Conferencia de las Partes".

El evento de este año es muy esperado, ya que llega en medio de un contexto de fuerte crisis climática. Cabe recordar que la COP26 del año pasado, en la que se cumplieron cinco años desde la firma del Acuerdo de París (se saltó un año por la pandemia de COVID), culminó con el Pacto Climático de Glasgow, el cual mantuvo aún vivo el objetivo de frenar el calentamiento global a 1,5 grados, pero “con un pulso débil”, como declaró la entonces presidencia del Reino Unido.

En la COP26, los países también acordaron asumir compromisos más sólidos este año, incluidos planes nacionales actualizados con objetivos más ambiciosos. Sin embargo, solo 23 de 193 países han presentado sus planes a la ONU hasta ahora. El año pasado se hicieron grandes anuncios y este año se espera ponerlos en marcha. De acuerdo con la declaración de la visión presidencial, la COP27 consistirá en pasar de las negociaciones a la "planificación para la implementación" de todas estas promesas y compromisos realizados.

Según los expertos, además de revisar cómo implementar el Libro de Reglas para llevar a cabo el acuerdo de París, la conferencia también verá negociaciones sobre algunos puntos que quedaron inconclusos después de Glasgow. Estos temas incluyen el financiamiento de “pérdidas y daños” para que los países en la primera línea de la crisis puedan hacer frente a las consecuencias del cambio climático, que va más allá de lo que pueden adaptarse a este. También incluye el cumplimiento de la promesa de los países desarrollados de destinar100.000 millones de dólares cada año al financiamiento para la adaptación de los países con menores ingresos. Se espera que todas estas discusiones que tendrán lugar los próximos días allane el camino para el primer Inventario Global en COP28, que en 2023 evaluará el progreso colectivo global en mitigación del impacto del cambio climático, la adaptación a este y los medios de implementación del Acuerdo de París.

Objetivos 2022

Los temas previstos este año son: Finanzas, Ciencia, Juventud y Generaciones Futuras, Descarbonización, Adaptación y Agricultura, Género, Agua,  Sociedad Civil, Energía, y Biodiversidad y Soluciones, el asunto más nuevo de estas Conferencias. Naciones Unidas explica que los objetivos de la Cumbre de este año se centran en 3 puntos principales: Mitigación, adaptación y finanzas climáticas

  1. Mitigación: La Mitigación del Cambio Climático se refiere a los esfuerzos para reducir o prevenir la emisión de gases de efecto invernadero. La mitigación puede significar el uso de nuevas tecnologías y fuentes de energía renovables, hacer que los equipos más antiguos sean más eficientes desde el punto de vista energético o cambiar las prácticas de gestión o el comportamiento de los consumidores. En este sentido, se espera que los países muestren cómo planean implementar la convocatoria del pacto de Glasgow, revisar sus planes climáticos y crear un programa de trabajo relacionado con la mitigación.
  2. Adaptación: Si de algo podemos estar seguros es que el cambio climático ya está aquí. Más allá de hacer todo lo posible para reducir las emisiones y reducir el ritmo del calentamiento global, los países también deben adaptarse a las consecuencias climáticas para poder proteger a su. La Presidencia de COP27 espera que las naciones capturen y evalúen su progreso para mejorar la resiliencia y ayudar a las comunidades más vulnerables. Esto significa que los países asuman compromisos más detallados y ambiciosos en los componentes de adaptación de sus planes climáticos nacionales. Cabe recordar que, el año pasado, los países desarrollados acordaron al menos duplicar el financiamiento para la adaptación, y muchas partes interesadas están pidiendo niveles aún mayores de financiamiento para la adaptación para igualar los montos que ahora se gastan en mitigación, según lo establecido en el Acuerdo de París.
  3. Finanzas climáticas: Las finanzas climáticas volverán a ser un tema principal en la COP27, muchas discusiones relacionadas con las finanzas ya están en la agenda, y los países en desarrollo hacen un fuerte llamado a los países desarrollados para asegurar un apoyo financiero suficiente y adecuado, particularmente para los más vulnerables.Probablemente se escuchará mucho sobre los famosos 100.000 millones de dólares, la promesa anual que las naciones desarrolladas no están cumpliendo. En 2009 en Copenhague, los países ricos se comprometieron con este financiamiento, pero los informes oficiales todavía muestran que no se está alcanzando este objetivo. Los expertos esperan que la COP27 haga realidad este compromiso finalmente para 2023.

Finalmente, en cuanto a la participación al evento, es preciso resaltar que no sólo los representantes políticos tienen un rol central en las discusiones, sino que también la sociedad civil cumple un papel protagónico.  Naciones Unidas afirma que, hasta el momento, hay más de 30.000 personas registradas para asistir en representación de gobiernos, empresas, ONG y grupos de la sociedad civil.

Las 197 Partes del tratado de la citada Convención, a menudo se reúnen en grupos o "bloques" para negociar juntos, como el G77 más China, el Grupo Africano, los Países Menos Adelantados, el Foro Paraguas, los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo y la Alianza Independiente de América Latina y el Caribe. Si bien las definiciones más importantes las toman los líderes políticos, las negociaciones también incluyen observadores, que no tienen parte formal en ellas, pero intervienen y ayudan a mantener la transparencia. Los observadores incluyen agencias de las Naciones Unidas, organizaciones intergubernamentales, ONG, grupos religiosos y la prensa.

¡Comparte este contenido en redes!

Diploma “Digitalización y Sostenibilidad”
 
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies