La ambiciosa iniciativa presentada recientemente incluye un acuerdo con el Gobierno Regional Metropolitano de Santiago de Chile que busca estimular la energía solar y el uso de la electricidad para el transporte público y la calefacción.
Naciones Unidas lanza un plan mundial para para impulsar la energía limpia

En medio de una fuerte crisis energética mundial, agravada por la guerra en Ucrania, y ante el empeoramiento de la emergencia climática, Naciones Unidas anunció el pasado miércoles 4 de mayo, un Plan de Acción preparado por una treintena de organizaciones que conforman "ONU-Energía” y cuyo objetivo es avanzar hacia la transición a la energía limpia y asequible.

El Plan servirá para impulsar la adopción de medidas a gran escala que, además, conducirán a las cero emisiones de carbono. El mismo establece un marco de acción colectiva con el fin de lograr el compromiso generalizado que asumieron el pasado mes de septiembre durante el Diálogo de Alto Nivel Sobre Energía.

Siguiendo los objetivos establecidos en la hoja de ruta mundial para garantizar el acceso a la energía limpia para todos en 2030 y las cero emisiones netas en 2050, ONU-Energía se ha comprometido a apoyar, facilitar y acelerar el acceso a la electricidad a 500 millones de personas más y el suministro de sistemas no contaminantes para cocinar para más de 1000 millones de personas.

La propuesta tmbién pretende aumentar en un 100% la capacidad de las energías renovables en todo el mundo, eliminar los planes de producción de energía de carbón tras 2021, crear 30 millones de puestos de trabajo en el sector de las energías renovables y la eficiencia energética, y duplicar la inversión anual en energías limpias en todo el mundo.

Para acometer estos retos el Plan determina siete áreas de trabajo:

  1. Ampliar las medidas conjuntas de ONU-Energía para cerrar la brecha de acceso a la energía y garantizar transiciones energéticas justas e inclusivas que no dejen a nadie atrás
  2. Impulsar las asociaciones entre diversas partes interesadas potenciando los pactos energéticos, en particular a través de la Red de Acción
  3. Aumentar el ritmo, encabezando una campaña mundial en favor del Objetivo de Desarrollo Sostenible número 7, que busca garantizar el acceso a una energía, asequible, segura, sostenible y moderna
  4. Dar ejemplo, haciendo que las operaciones de las organizaciones de ONU-Energía sean más ecológicas
  5. Convocar un Foro de Acción Mundial sobre el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 7 al margen de la Semana de Alto Nivel de la Asamblea Generalde las Naciones Unidas en septiembre
  6. Informar sobre el establecimiento de la agenda mundial mediante análisis y directrices políticas a los principales procesos intergubernamentales
  7. Aprovechar el poder de los datos, la digitalización y la visualización para reforzar la supervisión, el seguimiento, la rendición de cuentas y la comunicación de resultados

El administrador del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y Copresidente de ONU-Energía, Achim Steiner destacó la relevancia de la electricidad en toda la Agenda 2030 de la organización: "Es primordial que los compromisos asumidos en el Diálogo de Alto Nivel sobre la Energía de 2021 y en la COP26 -la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climáticos celebrada en Glasgow en 2021— se traduzcan en acciones sobre el terreno, especialmente en apoyo de los más vulnerables", afirmó. Steiner añadió que "el Plan de Acción de ONU-Energía representa la respuesta colectiva de la Organización a los actuales retos energéticos y climáticos mundiales.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top