Se trata del IV Premio Madrid Subterra, que ha sido otorgado a la empresa por el despliegue de su importante estrategia de eficiencia energética. La entrega del galardón se ha realizado durante la celebración del III Encuentro del Aula Universitaria Madrid Subterra en la Escuela de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid.
Distrito Castellana Norte recibe un reconocimiento por su apuesta a la sostenibilidad y la economía circular

Madrid Subterra ha entregado su IV Premio anual a Distrito Castellana Norte (DCN), principal impulsor privado del desarrollo urbanístico Madrid Nuevo Norte, que transformará una parte importante de la ciudad desde la estación de Chamartín hasta la M-40. La entrega del galardón se ha realizado durante la celebración del III Encuentro del Aula Universitaria Madrid Subterra en la Escuela de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid, en el que se han dado a conocer los principales avances obtenidos en los 3 proyectos realizados en el curso académico 2020-2021 y las 5 iniciativas que se ponen en marcha para el 2021-2022.

En la entrega del premio se ha valorado de Distrito Castellana Norte “su decidida apuesta por la sostenibilidad, la eficiencia energética y la economía circular, recogida en sus marcos directores, y su labor innovadora en materia de aprovechamiento energético, reflejada en su participación en el proyecto europeo PROBONO.” El Aula Universitaria Madrid Subterra, radicada en la Escuela de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid, tiene el objetivo de promover la exploración y explotación del potencial de energía renovable asociado a las infraestructuras del subsuelo urbano, a través del conocimiento generado en los trabajos de fin de grado y máster de los alumnos becados por nuestra asociación.

Jorge Serrano, director Técnico de DCN, y Ricardo Corrales, responsable de Sostenibilidad, han recogido, en representación de la compañía, la estatuilla que simboliza el premio. Ambos han explicado que las redes de distrito de suministro de calor y frío, en las que se integran energías renovables del subsuelo, son las que mejor rendimiento presentan y las que menos emisiones generan en los análisis de modelos energéticos que ha desarrollado DCN. En este sentido, los responsables de DCN   han mencionado expresamente la participación de Madrid Nuevo Norte como espacio demostrador en el desarrollo de un proyecto europeo para la construcción de una red de distrito de calor y frío descarbonizado y 100% renovable en Las Tablas (Madrid).

Entre los proyectos ya finalizados destaca el que ha analizado hasta qué punto se pueden cubrir las necesidades de calor del edificio de la Real Casa de Correos con el recurso energético residual disponible en los túneles de la estación de Metro de Sol. El resultado es que el calor de la estación de Sol podría abastecer el 100% de la demanda de agua caliente sanitaria y al menos el 25% de la demanda de calefacción de la sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid. Durante este curso 21-22 uno de los proyectos del Aula Madrid Subterra se dedicará a profundizar en la viabilidad de esta iniciativa emblemática en el entorno de la Puerta del Sol.

En el curso 2020-21 el Aula Madrid Subterra también ha reevaluado las posibilidades de climatizar una parte del complejo de la Casa del Lector (Matadero Madrid) con la hidrotermia procedente del agua drenada en uno de los pozos de bombeo de los túneles de Madrid Calle 30 (MC30). El análisis revela que el recurso hídrico de ese pozo es suficiente para abastecer toda la demanda de refrigeración y hasta el 85% de la demanda de calefacción de calle central de la Casa del Lector. Entre los proyectos en marcha en el Aula en este curso 21- 22 se incluye el estudio de una instalación real de aprovechamiento de las aguas de infiltración de MC30 que abastezca a edificios de Matadero Madrid.

Junto con la continuidad de las iniciativas en la Puerta del Sol y Matadero Madrid, el Aula Madrid Subterra afronta en 2021-22 otro proyecto con Metro de Madrid y dos más con Canal de Isabel. En el caso de Metro de Madrid, se analizará el comportamiento de la instalación geotérmica de la estación de Pacífico; de la mano de Canal de Isabel II se analizará el aprovechamiento del agua subterránea extraída en la producción para la refrigeración de cuartos técnicos, así como el aprovechamiento geotérmico de pozos profundos en desuso.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top