Los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas muchas veces son tan ambiciosos que parecen ser inalcanzables. Sin embargo, pequeñas acciones pueden aportar y mucho. Todos puede hacer cambios que ayuden al mundo a alcanzar los ODS. Para colaborar a que todas las personas aporten su granito de arena, la ONU publicó su “Guía de la Persona Perezosa de las Naciones Unidas para Salvar el Mundo”.
La ONU presentó una guía práctica para ayudar a cumplir los ODS con pequeñas acciones

Todos y todas podemos aportar desde nuestro lugar a hacer del mundo un lugar mejor. Aunque los ODS parezcan ser tan grandes en verdad es muy sencillo poder aportar a que efectivamente se logren. Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible tenían la intención de ser una "visión compartida de la humanidad y un contrato social entre los líderes del mundo y la gente". Estos se diseñaron no sólo para motivar a los responsables políticos sino también a la ciudadanía en general.

Si bien es real que son las administraciones de los países las que tienen una mayor responsabilidad en que los ODS se cumplan, todas las personas podemos hacer un aporte. Más aún en este contexto en el cual las conmociones sociales y económicas de la COVID-19 han amenazado el progreso a todos los niveles, y necesitamos un nuevo pensamiento.

Para aportar a revertir esta difícil situación, la guía, realiza una serie de sugerencias que se pueden hacer desde casa, especialmente cuando se trata de abordar el Objetivo 13 sobre la Acción Climática. Algunos de los cambios que recomienda son sencillos, como enchufar los muchos aparatos de la casa en una regleta, para poder apagarlos todos a la vez y reducir el consumo de energía en espera. Secar el cabello y la ropa al aire libre y asegurarse de poner una carga completa en la lavadora también puede ayudar, además de ahorrar dinero.

La tecnología puede ser nuestra gran aliada para salvar el medio ambiente de otras maneras. Por ejemplo, dejar de usar papel podría ayudarte a contribuir al Acuerdo de París para frenar el cambio climático. Además, la guía sugiere que para contribuir sobre temas de igualdad podemos buscar publicaciones interesantes que se vinculen al Objetivo 5 y compartirlo en redes sociales. Todos podemos ayudar a concienciar sobre temas de actualidad, como la forma en que la pandemia ha puesto en peligro los logros conseguidos con tanto esfuerzo en pro de los derechos de la mujer, compartiendo este tipo de contenidos.

Por último, pero no menos importante, la guía propone dos imperativos: reutilizar y reciclar. Realmente funciona: por cada tonelada de vidrio reciclado, por ejemplo, se estima que se ahorran 315 kilogramos de CO2.

Por otro lado, fuera de casa también hay muchas acciones que pueden sumar. La guía explica que, al momento de elegir tiendas o restaurantes, será importante pensar en la sostenibilidad. Acciones como pedir mariscos sostenibles pueden tener un gran impacto, y hay muchas aplicaciones que pueden ayudar a tomar tus decisiones. También puede ayudar el hacer diferentes elecciones, como comprar frutas y verduras "feas", que de otra manera podrían desperdiciarse, y usar listas de compras para asegurarte de que estás comprando sólo lo que realmente necesitas.

Además, la guía sugiere que es importante aportar al consumo de proximidad. Según el Objetivo 11: Ciudades y Comunidades Sostenibles, nuestras zonas urbanas en rápida expansión pueden contribuir alrededor del 60% del PIB mundial, pero también son responsables de alrededor del 70% de las emisiones de CO2 y consumen una sexta parte de todos los recursos. Comprar localmente podría ayudar a facilitar su contribución a esta huella, así como ayudar a mantener a la gente empleada.

Las recomendaciones de la ONU proponen acciones sencillas en la comunidad y en la sociedad que pueden tener impactos reales. Agrega adamas acciones tales como donar ropa, libros y muebles que no se usan.

Finalmente, en el ámbito laboral también es posible hacer la diferencia. La guía afirma que, si eres un trabajador a domicilio, puede que ya hayas reducido tus emisiones de carbono significativamente tomando buenas decisiones.  "La gestión de la energía en los edificios es generalmente más sofisticada que en las casas individuales" señala David Symons de la consultora de ingeniería WSP UK. La investigación de la compañía muestra que en el Reino Unido los viajeros pueden haber reducido sus emisiones en un 5% este verano, pero podrían producir un 80% más de carbono este invierno, si encienden la calefacción. Un análisis de 39 estudios de todo el mundo sobre el vínculo entre el teletrabajo y las emisiones muestra un patrón similar.

Además, la guía sugiere que en los lugares de trabajo es importante introducir la discusión acerca de los factores. El Objetivo 10: Reducción de Desigualdades resalta los múltiples desafíos que existen para los grupos vulnerables después de COVID-19. Una de las maneras de ayudar es aumentando la conciencia.

"Levante su voz contra cualquier tipo de discriminación en su oficina. Todo el mundo es igual, independientemente de su género, raza, orientación sexual, origen social y capacidades físicas", aconseja la ONU. "Expresa tu apoyo a la igualdad de remuneración" concluye la guía. En este nuevo escenario en el cual nos encontramos, cuando tantas cosas de nuestra cotidianeidad han cambiado, es un buen momento para sumarnos al cambio de manera positiva. Es un gran momento para re ordenar las prioridades, y los ODS pueden ser una brújula.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top