La irrupción de la pandemia global y la crisis sin precedente que ésta ha generado, ha supuesto un duro golpe para las empresas a nivel global. La readaptación del modelo de negocio, los problemas de financiación o la reducción de empleo, son algunos de los principales obstáculos a los que se enfrentan. BBVA Momentum, el programa de apoyo al emprendimiento social de BBVA, está aportando su granito de arena a la reactivación del ecosistema empresarial.
Ante la crisis urge poner en marcha medidas que reactiven el ecosistema emprendedor

Los efectos de la pandemia y el confinamiento ya son visibles en todos los ámbitos y lo seguirán siendo por los próximos meses. El informe  “Situación del emprendimiento en España ante la crisis del COVID-19”  presentado por el Observatorio del Emprendimiento de España, también conocido como Red GEM España, muestra que sólo en los primeros cincuenta días de confinamiento, el 40% de las empresas españolas se vieron obligadas a cerrar temporalmente y tan solo el 10% pudo continuar con su actividad habitual. Estos datos, que aparecen en son una muestra del impacto en la actividades y recursos clave que la pandemia global ha tenido para los emprendedores españoles.

Según el estudio, durante el estado de alarma, una de cada cuatro compañías españolas ha tenido que cambiar su modelo de negocio y/o cancelar pedidos de proveedores, 17% ha reducido precios, 12% ha tenido que renunciar a una parte de sus mercados y 14% ha llegado a acuerdos con proveedores. El acceso a la financiación ha sido una de las grandes preocupaciones durante el confinamiento. Una de cada tres empresas reconoce que ha encontrado dificultades en el acceso a fuentes de financiación, porcentaje que aumenta al 41% en el caso de las compañías pequeñas con menos de 10 empleados.

Claves para la reactivación

En un contexto marcado por la incertidumbre, la Red GEM España propone las siguientes medidas para la reactivación del sistema:

  • Demografía empresarial:las medidas excepcionales para frenar el cierre de las empresas no deben hacerse a costa de dejar de estimular la creación de nuevas compañías.
  • Empleo:la nueva normalidad implica cambios organizativos y en las formas de trabajo, que seguirán afectando al empleo, lo que requerirá medidas de choque.
  • Certidumbre y agilidad administrativa:en la etapa actual, es imprescindible que las administraciones generen un entorno estable y agilicen las gestiones que las empresas están realizando para adaptarse a la situación.
  • Intraemprendimiento, reemprendimiento y nuevas sinergias:la innovación se perfila como la clave para organizar un nuevo ecosistema abierto a la “innovación colaborativa y abierta en un marco de innovación social”. Para ello, la red GEM España propone establecer nuevas sinergias entre el ecosistema emprendedor, el corporativo y el académico.
  • Demanda y oportunidades de negocio:en un entorno marcado por la incertidumbre, es necesario establecer medidas financieras y fiscales inéditas que favorezcan la reactivación de la demanda. Las empresas que quieran recomponer su modelo de negocio, sobre todo las más pequeñas, necesitarán orientación para llevar a cabo nuevas oportunidades y modelos de negocio.
  • Nuevas fórmulas de financiación:GEM España aboga por el uso de nuevas prácticas (‘crowdfunding’, bonos anticipados de consumo, contratos de impacto social, etc.). que complementen a las más tradicionales.

Retos globales

En el resto del mundo, la situación se perfila igualmente complicada para los emprendedores. En un informe del  World Economic Forum , más del 70% de las nuevas empresas ha tenido que rescindir contratos a tiempo completo desde el comienzo de la pandemia del COVID-19. Esta organización alerta sobre los problemas económicos de los emprendedores a nivel global. “A medida que las fuentes de financiación se agoten, más del 40% de las nuevas empresas caerán en la llamada “zona roja” con solo suficiente efectivo durante tres meses o menos de las operaciones normales”.

Las claves para la recuperación, al igual que en España, pasan por la colaboración de todos los actores económicos, que puede incluir programas conjuntos, financiación directa y apoyo empresarial, según explica este artículo publicado en The Forum Network de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

BBVA Momentum , el programa de apoyo al emprendimiento social de BBVA, está aportando su granito de arena a la reactivación del ecosistema empresarial, con una nueva edición que este año se celebra en México. En estos momentos, el programa acaba de cerrar su convocatoria en el país y se encuentra en pleno proceso de selección de las 100 empresas sociales participantes a las que apoyará en su crecimiento y en el acceso a la financiación que necesitan para escalar su negocio.

BBVA Momentum quiere apoyar a los emprendedores en la superación de los principales escollos con los que se están encontrando debido a la crisis del COVID-19. Para ello, ofrecerá a los participantes un programa de formación exclusivo diseñado por  New Ventures EGADE Business School y el  Tecnológico de Monterrey Una vez finalizada dicha formación y de realizar un plan de negocios con el apoyo de los mentores del programa, podrán solicitar un crédito con condiciones especiales. BBVA México dispone de  hasta 150 millones de pesos  (más de 5.800.000€) que serán otorgados entre los 100 participantes del programa.

Síguenos

Top