Las aerolíneas pueden ir rumbo a la emisión cero de carbono

La crisis generada por el coronavirus puede ser una gran oportunidad para que las empresas de aviación tomen medidas más conscientes con el medio ambiente. Sin dudas, el regreso a la nueva normalidad será una buena oportunidad para modificar algunos ámbitos de la economía y que estos sean más respetuosos con el medio ambiente.

Es comprensible que la industria aeronáutica se centre en el impacto de la pandemia de coronavirus en el crecimiento, así como en la salud y los medios de vida de sus millones de trabajadores. Pero también sería un buen momento para avanzar en políticas medioambientales más comprometidas. Todo indicaría que la trasición a combustibles sostenibles sería una gran estrategia. 

Este año representa el mayor recorte en la historia de la aviación, con una reducción de la capacidad de las aerolíneas de aproximadamente el 75 por ciento a principios de abril. Esto significa que una industria con una tasa de crecimiento predecible y constante se ha reducido repentinamente a una fracción de su tamaño. No está claro cuán prolongado será el descenso, aunque es probable que la demanda toque fondo en 2020 antes de volver a los niveles anteriores a la crisis dentro de varios años. El momento oportuno dependerá de muchos factores que están fuera del control de la industria.

A largo plazo, es probable que la aviación experimente cambios estructurales en lo que respecta a la demanda y al grado de consolidación de la industria, junto con un apoyo gubernamental sin precedentes. Esa transición ofrece la oportunidad de reconstruir la industria para un futuro con bajas emisiones de carbono, algo con lo que las aerolíneas han estado lidiando durante algún tiempo.

Incluso antes de que comenzara la pandemia del coronavirus, la industria se enfrentaba al desafío de reducir sus emisiones de carbono en consonancia con los objetivos internacionales de alcanzar un nivel de emisiones netas cero para 2050. Las fuerzas que han impulsado el caso de la sostenibilidad -incluidos los clientes y los reguladores preocupados por las emisiones y las impredecibles políticas futuras sobre el carbono- han cambiado con la pandemia, ya que la supervivencia de las aerolíneas parece estar en juego.

La industria tiene un sólido historial en cuanto a la eficiencia del combustible: el consumo de combustible por pasajero-kilómetro ha disminuido a la mitad desde 1990, según la Asociación de Transporte Aéreo Internacional. La crisis actual podría dar a las aerolíneas con visión de futuro la oportunidad de hacer hincapié en sus programas de eficiencia de combustible y justificar la retirada de las aeronaves más antiguas y menos eficientes en cuanto al consumo de combustible. La modernización de las flotas y la mejora de la eficiencia operativa son importantes; sin embargo, en el mejor de los casos, el crecimiento anual de la industria contrarresta las emisiones que ahorran. La compensación de las emisiones de carbono es más prometedora, y puede ayudar a servir de puente mientras la industria toma las medidas necesarias para reducir sus propias emisiones con el tiempo.

La opción que podría ser transformadora, alineando las ambiciones de crecimiento de la industria con las metas del Acuerdo de París, es el combustible de aviación sostenible (SAF por sus siglas en inglés). En comparación con el queroseno fósil, el SAF podría significar una reducción de las emisiones de carbono del 70 al casi 100 por ciento. Si bien el SAF tiene inconvenientes, entre ellos los altos precios y las preocupaciones en materia de suministro, los directores generales de las aerolíneas deberían considerarlo una herramienta prometedora en sus conjuntos de herramientas de descarbonización. Para ayudar a impulsar las opciones, las aerolíneas pueden hacer inversiones específicas y compromisos de compra que aumentarían el uso de la SAF (actualmente a menos del 1% del total del combustible de aviación consumido) y al mismo tiempo reducirían los costos.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top