Ante la falta de material sanitario provocado por la pandemia COVID-19, Calidad Pascual ha decidido colaborar con el sector primario para garantizar la seguridad y salud de todos sus ganaderos, agricultores y familias. Refuerza así el compromiso con este colectivo entregándoles mascarillas para la realización de sus labores.
Pascual contribuye a la seguridad y continuidad del trabajo de sus ganaderos y agricultores

“Para nuestra compañía lo primero son las personas, en eso no hay duda”, ha subrayado Roberto Zapata, director de Operaciones de Calidad Pascual.  Los ganaderos y los agricultores están trabajando con normalidad. “Ellos no se pueden quedar en casa y saben que son necesarios para que siga la cadena de suministro”, destaca Zapata. Son el primer eslabón y su protección es fundamental.  

Tal y como explica Óscar Hontoria, ganadero de la Granja de Fuentespina (Burgos): “Somos importantes en la cadena alimentaria y conscientes de que producimos uno de los alimentos más completos que hay en el mundo, la leche”. 

Hoy, sienten el reconocimiento de la población, “aunque estamos al pie del cañón los 365 días del año”, asegura Hontoria. Sus vacas no entienden de coronavirus. “Tomamos las medidas de seguridad, pero con mucho cuidado e incertidumbre”, explica. Ganaderos como él ayudan a dar el primer paso para que los productos lácteos lleguen a los hogares.  

Pascual trabaja protocolos de actuación junto a ellos para ayudarles a cumplir con todas las recomendaciones de las autoridades sanitarias (mantener las medidas de higiene, prevención y distancia de seguridad). Además, la compañía les ha recomendado cuidar la entrada de visitas a la explotación, limitándolas al mínimo imprescindible: flujo de ganado, entrada de pienso, cisterna de recogida, etc. y “siempre con las debidas medidas de protección individual (mascarilla, guantes, etc.), con el objetivo de garantizar su seguridad”, señala Zapata.   

Apoyo telemático 360. Gracias a las relaciones de largo plazo y a tener sistemas de gestión implantados y estandarizados en Pascual “tenemos la certeza de que, en momentos como este, los ganadero y agricultores saben perfectamente qué hacer”, detalla el director de Operaciones de Pascual. 

“Estamos en permanente contacto con nuestros proveedores vía telefónica para asesorarles y ayudarles en todo lo que necesiten. Hemos postpuesto el trabajo de verificaciones y auditorías para más adelante, y solo vamos a las granjas para casos muy puntuales. Nuestros sistemas de gestión en calidad, seguridad alimentaria, eficiencia, genética, etc. nos permiten seguir estando al lado del ganadero”, explica Zapata. 

Apoyar al sector primario. Pascual garantiza la recogida de la leche a todos sus ganaderos, así como la cosecha de los agricultores. La empresa está muy vinculada, desde sus orígenes, al sector productor, con el que lleva trabajando décadas para mejorar su competitividad y la calidad global del sector, mediante nuevos modelos de colaboración innovadores y de largo plazo. En el caso de las ganaderías, de las 400 ganaderías que aprovisionan de leche a Calidad Pascual, el 80% colabora con la empresa desde hace 15 años o más y el 100% del gasto en compras de leche se destina a proveedores locales, españoles. Además, elaborada sus bebidas vegetales con ingredientes procedentes de campos de cultivo españoles, reforzando así su compromiso con la agricultura local. 

En este sentido el director de Operaciones de Calidad Pascual explica que “nosotros garantizamos la recogida de leche a nuestros ganaderos, aseguramos la compra local en España y, con nuestra estrategia de contratación a un año, garantizamos unaseguridad en el abastecimiento, no teniendo que salir a comprar a mercados. Algo que no es nuevo, forma parte de nuestro ADN, de nuestro compromiso como negocio responsable desde el origen de la compañía”.  

De forma histórica Pascual también ha conseguido un modelo relacional diferencial con el ganadero. “En Pascual estamos comprometidos con el sector ganadero desde hace más de 50 años, colaboramos con ellos para lograr su sostenibilidad y la generación de valor en toda la cadena. Además, seguimos apostando, como siempre hemos hecho, por ganaderos locales porque tienen un compromiso de calidad con nosotros. Necesitamos ganaderos que crean que son parte de una cadena de valor, hoy más que nunca con un papel de gran responsabilidad social”, subraya Zapata. 

El sector agroalimentario ha reforzado su determinante papel en la sociedad ante una situación excepcional. Las actividades que se desarrollan en él son imprescindibles.  

Así, Pascual sigue también trabajando para garantizar el continuo suministro de alimentos de primera necesidad y de gran valor nutricionalen todos los puntos de venta a nivel nacional, asegurando además la seguridad de todos los trabajadores y sus colaboradores que se posicionan como pieza clave en el mantenimiento de un sector estratégico que permite cubrir las necesidades básicas del país.    

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top