MAPFRE ha actualizado sus objetivos públicos para el período 2019-2021, como consecuencia del entorno económico, político y social existente a causa de la crisis por la enfermedad COVID19. Los cambios en los modelos de negocio en todos los sectores y, en particular, en la industria aseguradora y la volatilidad de las economías mundiales.
MAPFRE actualiza su plan estratégico ante la situación actual

Concretamente, el Grupo MAPFRE prevé que su nivel de ingresos al finalizar 2021 esté situado entre 28.000 y 30.000 millones de euros y un retorno sobre el capital en un rango situado entre el 8 y el 9% promedio en el trienio que acaba en 2021. Antonio Huertas durante la Junta de Accionistas subrayó que “Hemos moderado nuestras expectativas de rentabilidad y de crecimiento y seguiremos tomando decisiones de suscripción muy prudentes en un entorno tan complejo. Pensamos obtener unos buenos márgenes técnicos, como muestra nuestro objetivo de ratio combinado”.

Asimismo, indicó que el plan estratégico, que se centra en el crecimiento rentable, está acompañado de una transformación cultural, comercial, operativa y tecnológica de una gran magnitud. Durante su intervención, Antonio Huertas hizo un repaso de la situación de la compañía durante el ejercicio anterior, destacando la sostenibilidad de los resultados operativos del Grupo y la capacidad de MAPFRE para seguir generando beneficios recurrentes, incluso en entornos complejos como el que se ha vivido, aunque advirtió de los efectos todavía no medibles del coronavirus y el impacto que pueda tener en el crecimiento económico y en la actividad aseguradora.

En los próximos años también se seguirá apostando por la diversificación y gran parte del crecimiento del Grupo deberá provenir de los seguros de Vida Riesgo. En 2020, MAPFRE seguirá impulsando el crecimiento del negocio digital, que el año pasado generó unos ingresos de 1.330 millones de euros.

La sostenibilidad no está al margen los planes deMAPFRE. La compañía está desarrollando un plan de Sostenibilidad, cuyo lema es “La parte que nos toca”, basado en tres pilares: ambiental, social y de gobierno corporativo. Para ello, cuenta con acciones encaminadas a combatir el cambio climático, fomentar la economía circular y, anticipándose al reto del envejecimiento, ha empezado un plan para ayudar al desarrollo de la España más rural y despoblada. Además, está incorporando la variable cambio climático en el negocio, en la planificación financiera y los aspectos ASG (ambientales, sociales y de gobierno corporativo), tanto en la inversión como en la suscripción y definición de productos bajos en carbono, y, por primera vez, se mide la contribución de la inversión financiera del Grupo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

 

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top