La Red Española organizó un encuentro entre expertos sobre Derechos Humanos y Cambio Climático, cuyo objetivo fue poner de relieve los efectos del cambio climático sobre los derechos humanos y el importante papel que desempeñan las empresas en la acción por el Clima.
La crisis climática también afecta los derechos humanos

Los efectos del cambio climático no son solo medioambientales sino, y de igual manera, sociales. Los derechos humanos de todas las personas se ven vulnerados ante la crítica situación medioambiental a la cual estamos asistiendo.

Dante Pesce, miembro del Grupo de Trabajo sobre Derechos Humanos de Naciones Unidas; se refirió a los efectos de la crisis climática sobre los derechos de las personas. En concreto, Pesce recalcó que “el cambio climático pone en peligro el disfrute pleno del derecho a la vida, a la salud, al agua, a la vivienda y al desarrollo, entre otros.” Respecto a los colectivos que sufren más las consecuencias de esta crisis climática, el experto resaltó cómo las repercusiones negativas del cambio climático afectan de manera desproporcionada a personas y comunidades que ya se encuentran en situación de desventaja debido, entre otros factores, a su ubicación geográfica, la pobreza, el género, la edad, la discapacidad, el origen étnico o cultural, y que históricamente son las que menos han contribuido a la emisión de gases de efecto invernadero.

Como en todos los conflictos sociales, los más desprotegidos, poblaciones más vulnerables son las que se ven más perjudicadas. Para asegurar los derechos de estos colectivos y de la sociedad en general, los estados deben implementar políticas públicas transformadoras, pero al mismo tiempo, el papel del sector privado en la lucha contra el cambio climático es fundamental. Es por ello que durante la conversación se hizo alusión al compromiso de las empresas con el ODS 13, el segundo Objetivo más trabajado por las entidades adheridas al Pacto Mundial, y a la importante labor que están desempeñando en la lucha contra este fenómeno a través del impuso de acciones ambiciosas y la inversión de recursos financieros para alcanzar el nivel cero neto en carbono.

Sobre este punto se refirió Elisabeth Resch, Manager, Human Rights & Supply Chain Sustainability en UN Global Compact, que declaró que “en la actualidad hay muchas empresas que están realizando prácticas innovadoras para avanzar en la lucha contra el cambio climático, independientemente de lo afectadas que se encuentren por este fenómeno” .Resch también aprovechó la ocasión para alabar el papel de las redes locales del Pacto Mundial en la guía y sensibilización a las empresas sobre la cambio climático y derechos humanos, especialmente en las pymes.

Todos los participantes coincidieron en que la lucha contra el cambio climático debe ser asumida por todos los actores e impulsada por la Administración Pública, que debe favorecer la puesta en marcha de acciones eficaces mediante la inversión y las políticas necesarias para asegurar los derechos humanos.

Síguenos

Top