Hecho público por CECP (Chief Executives for Corporate Purpose), el informe 'Giving in Numbers' es una referencia en el análisis comparativo de las compañías multinacionales en el ámbito de inversión social corporativa, y otro año más vuelve a reconocer a BBVA como uno de los líderes globales por sus programas de inversión social y responsabilidad corporativa. En concreto, la entidad destinó más de 104 millones de euros a programas sociales en 2018, unos programas que beneficiaron a ocho millones de personas.
BBVA se sitúa dentro del 25% de empresas socialmente más comprometidas

En el informe de 2019 ‘Giving in Numbers’ que lleva casi 15 años haciendo este análisis comparativo, han participado 250 de las más importantes multinacionales de todo el mundo que representan en conjunto unos ingresos de 7,1 billones de euros y 16,2 millones de empleos. La media de sus donaciones totales se situa en 20,7 millones de dólares, una cifra equivalente a 0,94% de los beneficios antes de impuestos que obtuvieron las empresas.

Conforme a las conclusiones del informe, BBVA forma parte de la categoría de entidades financieras y suma once años aportando sus datos para la elaboración de este informe, en 2018 se sitúa dentro del 25% de empresas socialmente más comprometidas que alcanzaron una inversión en la comunidad superior a 54 millones de euros. Entre los resultados, destaca el aumento de 11 puntos porcentuales de la inversión social en un periodo de dos años, de 2016 a 2018. Las aportaciones totales son la suma de tres tipos de inversión social: directas (la inversión corporativa en programas sociales procedentes de la sede central u oficinas regionales); aportaciones a fundaciones y organizaciones no gubernamentales; y contribuciones no monetarias (producto y servicios gratuitos estimados según el valor de mercado). Estas aportaciones se centran principalmente en programas educativos con un 28% de la inversión total de las empresas. En 2018, BBVA invirtió más de 38 millones de euros en educación, en particular en los ámbitos de acceso a la educación, calidad educativa, desarrollo de competencias y educación financiera.

Un dato novedoso en el informe de este año es el número de horas anuales de voluntariado que las compañías ofrecen a sus empleados, la cifra se situó en 20 horas de media anual en 2018. En el caso de BBVA, en 2018 sus empleados dedicaron 170.000 horas a actividades de voluntariado.

Según el informe, las cuatro áreas más influyentes en la estrategia de inversión social fueron las asociaciones con el sector privado; medición y evaluación; valor compartido; y Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) fueron éstos últimos “los más influyentes en la estrategia de inversión social”. De hecho, el 51% de las empresas encuestadas reconocen que “incluyen en los informes a sus CEO y consejeros ejecutivos información sobre los ODS”.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top