El 22 de abril, al mismo tiempo que se celebraba el Día de la Tierra, Greenpeace publicaba su análisis de los programas electorales para las elecciones generales 2019 en el que valora los compromisos ambientales incluidos en los programas de Ciudadanos, PP, PSOE, Podemos y Vox.
Greenpeace: "Cada vez más se habla de medio ambiente en los partidos pero la transición ecológica está lejos de concretarse"

Se observa que las cuestiones medioambientales están cada vez más presentes en los programas electorales, pero existe también una insuficiente ambición y concreción a la hora de concretar la transición ecológica. A grandes rasgos, según la evaluación de esta ONG, los programas de PSOE y Podemos presentan las mejores propuestas medioambientales y en defensa de los derechos y libertades, mientras que el Partido Popular y Vox suspenden en esta cuestión. 

Greenpeace ha hecho un análisis del nivel de cumplimiento de los cinco partidos con respecto a 15 puntos específicos que tienen que ver con el fortalecimiento de los derechos fundamentales y libertades públicas; la lucha contra el cambio climático y la oportunidad que ofrece la transición ecológica de la economía; la protección y conservación de la biodiversidad y la gestión de recursos naturales y el consumo sostenible, la gestión de residuos y la movilidad.

image.png

Esta valoración se ha llevado a cabo comparando las propuestas electorales de cada partido con las demandas que presenta la organización, es decir 69 medidas para proteger la vida y el Planeta. En definitiva, el PSOE es el partido con mayor cumplimiento de las 15 demandas de la organización ecologista, pero aún así en todos los programas hay una misma tendencia: falta de ambición y de determinación para afrontar la urgencia climática.

Mario Rodríguez, director ejecutivo de Greenpeace, declara rotundamente que quiere una ley de cambio climático que obedezca a la urgencia y ambición que exige la comunidad científica: "Esta debería ser la primera medida que tome el futuro presidente del Gobierno y la primera ley que se tramite en el Congreso. La exasperante lentitud y cálculo partidista nos está costando la vida, nos está costando el planeta. Candidatos a la Presidencia del Gobierno, candidatas y candidatos al Parlamento: se lo deben a las personas, al planeta y sobre todo a la juventud que cada viernes sale a las calles para exigirles que estén a la altura del momento. Porque ellos no estarán a tiempo de solucionar el problema cuando se encuentren donde estarán ustedes tras las elecciones”.

Veamos la valoración individual de cada partido por parte de Greenpeace: 

En primer lugar, el programa del PSOE obtiene las mejores notas en las medidas relacionadas con el fortalecimiento de derechos y libertades públicas, autoconsumo energético y para abordar la pérdida de biodiversidad y la gestión de los recursos naturales, entre las que plantean la reforma de la Constitución para incorporar los principios rectores de la sostenibilidad al Art. 45. Las demás medidas van en buena dirección aunque se necesita una mayor definición y ambición sobre todo con los objetivos acordados de reducción de emisiones, gestión de los residuos o fiscalidad verde, en la que alcanza la mejor nota de todos los partidos, pero se debilita en concreción.

Podemos cuenta con el segundo programa mejor valorado a pesar de tener ciertas incoherencias internas. El programa consigue las mejores puntuaciones en la defensa de derechos y libertades, así como en el desarrollo de la participación ciudadana en las energías renovables y la gestión del agua. De las medidas analizadas, 9 van en la buena dirección pero sigue faltanto concreción, por otro lado algunas de las propuestas que plantean son irrealizables como por ejemplo la medida de abordar la movilidad sostenible con un bono social gratuito para los menores de 26 años. Por último, es el único programa que quiere un cierre de las centrales nucleares y de carbón antes de 2025.

El programa de Ciudadanos es más complejo de analizar y clasificar porque ha resultado difícil determinar la visión del partido sobre buena parte de las medidas analizadas por Greenpeace, 6 de las medidas no las menciona. Si nos centramos en las propuestas con mejor puntuación destacan la prohibición de los plásticos de un solo uso y la Ley de Financiación del Transporte Público, es el único partido que la incluye en su programa electoral. En el resto de medidas el partido tiene mucho que mejorar porque por ejemplo suspende en la medida “electoralista” de plantar 10 árboles por cada español al final de la legislatura, una promesa que no creen que tenga ninguna validez en la lucha contra el cambio climático.

Por su parte, el PP es el segundo partido peor clasificado y el que más medidas acumula con necesidad de mejoras importantes. El partido saca su mejor nota en movilidad sostenible y agricultura pero suspende debido a su escaso compromiso con la transición energética y la ley mordaza y por su Pacto Nacional por el Agua, con el que quiere garantizar los trasvases. Además, en fiscalidad ambiental también suspende al querer eliminar las imposiciones fiscales a los vehículos diésel ignorando los efectos nocivos para la salud pública y el cambio climático que provocan los motores de combustión.

Para terminar con la valoración, Vox se posiciona como el partido que más suspensos acumula por presentar medidas muy neoliberales que no abordan el cambio climático. Sin embargo, en su programa acepta la descarbonización del sistema económico y recoge medidas para garantizar el acceso a los recursos básicos, como la energía de controvertido alcance. Las medidas que peor nota tienen son las relacionadas con el recorte de derechos y libertades, reducción de emisiones, agricultura, liberalización del suelo o la protección de la caza, que van en sentido contrario a la conservación y protección de la biodiversidad según Greenpeace. 

¿Te ha gustado el artículo?

1 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top