Es uno de los compromisos adquiridos por la compañía en 2020 en materia de igualdad, diversidad y conciliación. El objetivo es integrar aún más la perspectiva de género en la empresa y avanzar en la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres
Adiós a la brecha salarial en IKEA

Se trata de una meta asumida por la compañía a nivel global como reflejo de su apuesta por las personas y la igualdad de oportunidades, sin que el sexo ni ninguna otra circunstancia personal determine un comportamiento distinto por parte de la empresa. Este es precisamente el espíritu del II Plan de Igualdad que IKEA reguló en España el pasado año y que como el primero, está pensado para todos los miembros de sus equipos, es transversal y tiene el diálogo como principio.

Las cifras hablan por sí mismas. Las mujeres representan el 60% de la plantilla y cerca del 52% de los puestos directivos en IKEA son ocupados por mujeres. El 57% de las jefas de sección son mujeres y 10 de las 18 tiendas IKEA en España están dirigidas por mujeres. Además, 6 mujeres y 2 hombres conforman el Comité de Dirección de la compañía en nuestro país. Desde 2010, 40 mujeres fueron contratadas estando embarazadas, 84 madres han disfrutado de una excedencia para el cuidado del menor tras su baja maternal, que representan el 80% del total de madres que disfrutaron de dicha baja y de 2010 a 2018, 51 mujeres han sido promocionadas durante o tras su embarazo.

De este plan han surgido de hecho medidas que posicionan a IKEA como pionera en su sector: concede hasta 7 semanas de baja por paternidad –que durante este tiempo suponían dos semanas más que las previstas por la Ley, medida que ha inspirado a otros agentes-, incorpora el currículo anónimo en los procesos de selección –para evitar sesgos inconscientes y favorecer la igualdad- y define un protocolo específico para mujeres víctimas de violencia de género. También este año la compañía impulsó un nuevo acuerdo horario, que contó con el respaldo de los sindicatos, para la mejora de las condiciones de los empleados y empleadas, que regula, entre otras medidas, la desconexión digital fuera del horario laboral.

IKEA ha previsto también en su II Plan de Igualdad algunas medidas específicas pensadas para fomentar una representación equilibrada de mujeres y hombres en los distintos grupos profesionales, pero especialmente en aquellos sectores donde estén subrepresentados/as, es decir, en aquellas áreas tradicionalmente masculinizadas/feminizadas. Por ejemplo, colaboraciones con organismos de formación para captar mujeres que quieran ocupar puestos en sectores masculinizados y hombres que quieran ocupar puestos en sectores feminizados o establecer el principio general en los procesos de selección de que, en condiciones equivalentes de idoneidad, accederá al puesto la persona del sexo menos representado en el área de negocio y puesto de trabajo.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top