Las mujeres tienen que superar muchas barreras para hacerse un hueco en la escena de los videojuegos, día a día son juzgadas. Movistar lanza un experimento con los jugadores y youtubers más conocidos, les invita a jugar una partida real con alias femeninos para ponerse en la propia piel de las mujeres y sentir lo que viven durante el juego. MyGameMyName, una campaña que dice basta al machismo en los videojuegos
Muchísimo talento femenino en los videojuegos pero pocas oportunidades

Un día como hoy empieza una nueva etapa en la industria de los videojuegos. Las mujeres "gamers" alzan la voz contra el machismo que viven en el sector. Se pone en duda el conocimiento que tienen sobre los videojuegos, se las infravalora llegando a escuchar los siguientes comentarios: "No tienen las mismas capacidades para competir"; "Si llegan a puestos altos en el mundo de los eSPorts es a cambio de favores sexuales". Las que tienen suerte de hacerse un hueco en este mundo, se les va a exigir el doble de esfuerzo y ser las mejores en lo que hacen porque sino no hay respeto que valga, están fuera de la partida de juego. Se ven afectadas en los videojuegos, y también en el ámbito profesional de los eSports.

Las agresiones verbales hacia las mujeres a través de las herramientas sociales no es un fenómeno aislado. Ante esta situación, la compañía Movistar de Telefónica en España ha presentado esta mañana la campaña #MyGameMyName de la organización mundial Wonder Women Tech que pretende erradicar la violencia que sufren las jugadoras y transmitir valores de igualdad del deporte y el uso responsable de la tecnología. Los equipos masculino y femenino del club de eSports Movistar Riders se han sumado a la iniciativa.  

Elena Valderrábano, Directora Global de Ética Corporativa y Sostenibilidad en Telefónica, ha iniciado el evento hablando sobre el motivo de esta campaña: "Lo que se pretende es sensibilizar para el respeto, la inlcusión y la tolerancia. Los videojuegos son un espacio de juego, de desafío, de reto pero nunca debe dar lugar al insulto ni a la discriminación". 

Tras la presentación de MyGameMyName, en el escenario hemos escuchado un intenso debate entre cinco profesionales de los videojuegos en España, caras tan conocidas como Lara Smirnova, Laura "Molda" Nogales, Samuel "Sammy" Mateos, Ainhoa "Noa" Campos y Álex "Black Españolito" García. 

La moderadora lanza unos datos interesantes, "el 27% de los hombres se sentiría incómodo al jugar con una mujer porque se desconcentrarían y podrían incluso correr el riesgo de enamorarse", tras este dato, no se han podido evitar las risas del público y de los propios expertos de lo absurdo que resulta tener que escuchar comentarios de ese tipo. También añade que "hay casi paridad en el consumo de videojuegos, un 48% son mujeres aunque encontramos una menor tasa en cuanto a juegos competitivos, las chicas representan sólo un 33%". Por último comenta que "existe una elevada tasa de abandono de mujeres en los videojuegos". 

Para crear la campaña, Movistar hizo un experimento invitando a los jugadores y youtubers más conocidos a jugar una partida real con alias femeninos para ponerse en la propia piel de las mujeres y sentir lo que viven durante el juego. 

¿Sabéis cuál fue el resultado de esta experiencia?

El youtuber "BlackEspañolito", que se hizo pasar por una chica, pudo comprobar de primera mano como a los 20 segundos de iniciar el juego le expulsan de una partida. Otros de los youtubers y jugadores que hicieron la misma prueba fueron menospreciados e insultados con frases como "vete a fregar, este no es tu sitio" o "chicos, con esta tia la partida está perdida". 

Estas situaciones nos hacen reflexionar sobre realidades que no eramos conscientes hasta ahora que están ocurriendo en el entorno del entretenimiento. "Sammy" un jugador profesional comenta que el problema es que "el estar del otro lado de la pantalla, no saber quién es la otra persona, ese anonimato permite que no haya limites y se tengan que escuchar barbaridades". 

Por su lado, Santiago de Movistar, añade que "el entorno de los videojuegos suele ser democrático porque está abierto a todo el mundo, así que no se puede poner barreras a un entretenimiento que es de lo más abierto que hay". 

"Noa" un referente femenino que comenta las partidas, asegura que "no se penalizan lo suficiente las aberraciones de mensajes que se dicen en los chats, parece que ser políticamente incorrecto es lo más cool". 

Todos los expertos en la materia coinciden en que cuanto antes se tiene que expresar el rechazo y condena a la violencia desde todos los medios posibles. Tanto en los videojuegos como en los eSports en particular, no se permite el lenguaje inapropiado, se quiere en cambio un lenguaje con valores. 

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top