El presidente de Spainsif y director de desarrollo de negocio de Forética y Fernando Gómez-Bezares, catedrático de Finanzas, han presentado en Deusto Business School las conclusiones del primer informe que demuestra que la implementación de tecnologías verdes de la información, si bien es cierto que en el año de su implantación perjudica la cuenta de resultados, afecta positivamente a la rentabilidad y la valoración bursátil en los años posteriores.
Jaime Silos: "Invertir en tecnología verde mejora los procesos, genera mayor eficiencia y acaba impactando en la cuenta de resultados"

En palabras de Jaime Silos, "no solo se produce un incremento de la rentabilidad financiera y además aumenta el valor bursátil porque, con el tiempo, genera mejoras de procesos muy importantes". Así lo ha dicho durante la jornada 'Impacto de la responsabilidad medioambiental de las empresas en sus resultados financieros', organizada por Deusto Business School y Spainsif. 

El informe presentado sustenta que las tecnologías verdes de la información resultan rentables a largo, si bien perjudican por los mayores costes incurridos los resultados a corto plazo y responde a una investigación del propio profesor Gómez-Bezares junto a sus colegas Wojciech y Justyna Przychodzen publicada en el Journal of Cleaner Production y centrada en los efectos de la inversión sostenible en empresas alemanas, especialmente atentas a los temas ecológicos.

En su intervención, Gómez-Bezares ha explicado que, en principio, los analistas castigan los costes, pero también es cierto que luego se observa un incremento de los beneficios. En su opinión, "aquí hay un problema de información que, si se mejora, los resultados podrían verse beneficiados más rápidamente". Por otro lado, considera que las empresas sostenibles van a poder disminuir sus costes, sobre todo en lo que se refiere a los proveedores, a través de las buenas prácticas. Y, además, "una empresa que se ha esforzado por ser sostenible tiene más capacidad de innovación".

El profesor Gómez-Bezares y sus colegas sostienen que las investigaciones realizadas sobre organizaciones alemanas son generalizables, por lo que concluyen que puede afirmarse que la conciencia ecológica de las empresas puede ser rentable. Y que “los accionistas son muy sensibles a los aumentos de costes a corto plazo y no descuentan los beneficios que las nuevas tecnologías verdes pueden reportar más adelante, incluida la mejora reputacional” y ha reclamado una mayor explicación a los stakeholders de los beneficios futuros de carácter financiero de este tipo de inversiones, que ha insistido en separar de las inversiones filantrópicas, que no priman la rentabilidad financiera.

Durante la presentación, ambos ponentes se han referido también a la nueva Ley de Información no Financiera de la que han resaltado que algo clave es la verificación de la información, un elemento en el que ya se está trabajando y se están preparando equipos especialistas tanto dentro de las empresas como en las consultoras, especialmente las big four, "El problema es que hay aspectos difíciles de medir, como, por ejemplo, cómo auditar el bienestar de los empleados de una compañía", se pregunta el catedrático de Deusto.

Y, según Jaime Silos, lo mejor de esta ley "es que es más exigente que la propia directiva europea"

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top