Su inversión en proyectos de responsabilidad social ascendió a 846 millones de euros durante 2017 y favoreció a casi 33 millones de personas a través de más de 9.000 proyectos, según el Informe SERES-Deloitte.
RSE.- Educación, salud y empleo son los principales objetivos de las empresas

“Es imprescindible que la inclusión del compromiso social tome peso en el propósito de la compañía. Cada vez resulta más habitual ver el paso hacia la visión global de las corporaciones, la redefinición de colaboración de las industrias en oportunidades de desarrollo global y el nacimiento de alianzas estratégicas con otras organizaciones. Este progreso se podrá acelerar si garantizamos la visión estratégica de los proyectos y posicionamos las actuaciones sociales como iniciativas clave para las compañías, capaces de ofrecer valor para la empresa y para la sociedad”, según Francisco Román, presidente de Fundación SERES.

En la edición de este año han participado 77 empresas aportando los resultados de su actividad en materia de responsabilidad social empresarial (RSE) en 2017. El modelo de contribución social y económica utilizado para obtener estas conclusiones, (Global Impact Model), desarrollado por Deloitte, permite evaluar la concordancia entre los objetivos de RSE de las empresas y su actividad. Para realizarlo, se han tenido en cuenta cinco parámetros: el capital persona, organizacional, relacional, económico y social, además de 16 ejes de contribución y 138 indicadores definidos.

Entre las principales conclusiones extraídas del informe, se desprende el alcance de la actividad en materia de RSE de las empresas, con una inversión total de más de 846 millones de euros en RSE, lo que supone un incremento superior al 10% con respecto al año anterior. Dicha inversión favoreció a 32,7 millones de personas, de las cuales, más de 24 millones son beneficiarios directos, un 32% más que en el ejercicio anterior. Destaca también la inversión económica en proyectos desarrollados en España, que continúa en aumento: este año, un 2,3% más, pasando así de los 439 millones de euros a los 449 millones alcanzados en esta edición, que han hecho posible emprender los 9.023 proyectos desarrollados durante 2017 (frente a los 8.221 del año anterior).

Por áreas de actuación, las empresas han orientado sus esfuerzos principalmente a la cobertura de necesidades sociales (en materias como la educación y la salud) ya que, de los 9.023 proyectos llevados a cabo, más del 67% está destinado a esa finalidad, seguidos del empleo y la integración laboral.

Fernando Ruiz, presidente de Deloitte, ha afirmado en la presentación del Informe que “la responsabilidad de las compañías va más allá de asegurar su rentabilidad, es un compromiso ligado a las personas. Por eso, para Deloitte es una gran satisfacción trabajar año tras año con la Fundación SERES en la elaboración de este Informe, que pone de manifiesto la importancia de que las empresas no pierdan nunca el foco que tienen puesto en las personas y en su contribución para lograr el progreso de la sociedad en su conjunto”.

El impulso de la estrategia de RSE y la implementación de sus políticas tienen un impacto directo en las organizaciones y en las personas que las conforman. En esta V edición del Informe SERES-Deloitte se observa de nuevo una alta participación de trabajadores en el desarrollo de proyectos de RSE, en concreto, el volumen de participantes en proyectos de RSE se ha duplicado en los dos últimos años: 300.478 empleados se involucraron activamente en iniciativas relacionadas con la RSE durante el ejercicio anterior, frente a los 194.000 de la pasada edición.

Desde las organizaciones se promueve un mayor compromiso con la RSE: el 83% de las empresas promueve el voluntariado corporativo, si bien el 90% contempla los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) en su estrategia de RSE, un 8% más que el año anterior.

Por otro lado,  más del 32% de los proyectos de RSE se han desarrollado en torno al empleo. En concreto, un 24% de las iniciativas se han orientado a generar oportunidades de empleo e integración laboral, convirtiéndose de este modo en el área en que se concentran el grueso de los proyectos. El 9% restante se ha llevado a cabo en el ámbito de la formación para el empleo. Así, el volumen de personas integradas laboralmente a final de año sigue creciendo de manera notable y casi duplica la cifra del informe anterior, pasando de más de 64.000 personas a 118.242 en esta edición.

El 87% de las empresas analizadas evalúa y comunica su contribución a la sociedad mediante sus prácticas de RSE y un 80% cuenta con un informe anual de información no financiera. El 74% de las compañías analizadas dispone de un plan para extender las políticas de RSE en su cadena de valor, lo cual resalta el compromiso de las empresas con esta labor.

Además, el 73% realiza actividades de RSE a nivel internacional y el 65% de las empresas involucra a sus proveedores en sus actuaciones de RSE, estableciendo condiciones de contratación que supongan el cumplimiento de ciertos requisitos vinculados a la RSE.

El 50% de las compañías han creado o adaptado sus productos /servicios en el marco de la RSE para dar respuesta a las necesidades de colectivos específicos. La tendencia respecto al informe anterior muestra que el porcentaje de empresas que han creado o adaptado sus productos / servicios en el marco de la RSE para dar respuesta a las necesidades de colectivos específicos ha aumentado en 8 puntos porcentuales, pasando de un 42% a un 50%.

El 47% de las empresas realiza convocatorias / concursos de proyectos sociales dirigidos a la financiación de entidades sociales. Y el 41% capta inversión de terceros para desarrollar proyectos de RSE cofinanciados en colaboración.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top