Publicado el
Según un informe presentado por Cáritas y la Plataforma Estatal de Asociaciones de Trabajadoras del Hogar, el 70% de estas trabajadoras no cuentan con contratos y por lo tanto, sin derechos.

Esta estimación se extrae a partir del cruce de datos de la última Encuesta de Población Activa, según la cual 700.000 hogares españoles tienen una empleada de servicio doméstico, y las altas en la Seguridad Social, dónde sólo figuran 270.000 personas afiliadas en este concepto.

Por otro lado, según expuso la coordinadora del Área de Recursos e Itinerarios de Cáritas Española, Ana Abril, el sector del empleo doméstico está "completamente feminizado", pues constituye el tercer grupo de actividad para las mujeres, con una presencia del 91%. Además, del grueso de empleadas, el 67,9% son extranjeras, procedentes en su mayoría de Ecuador, Colombia y Rumania.

En cuanto al perfil de las trabajadoras del hogar, Abril concretó que son dos muy diferenciados: el de "la inmigrante profesional o líder en su país de origen, cuya primera vía de integración" en España "es el empleo doméstico", y el de la "trabajadora autóctona con cuyo sueldo sustenta un hogar en economía precaria".

La presidenta de la Plataforma Estatal de Asociaciones de Trabajadoras del Hogar, Luz Quintana, denunció las condiciones de "explotación" en que muchas veces se encuentran estas personas, que llegan a estar internas en un domicilio ofreciendo disponibilidad las 24 horas a cambio de un salario que no llega a los 300 euros mensuales.

El nivel de prestaciones está muy por debajo de otros sectores. El Real Decreto que regula el sector permite el contrato verbal; permite que las jornadas se alarguen sin límite horario; permite que hasta un 45% del salario se esté pagando en especies y reconoce el despido libre por desistimiento", denunció Quintana.

En cuanto al régimen de Seguridad Social, el colectivo denuncia que las trabajadoras tienen que darse de alta y cotizar toda la cuota, que es única y fija independientemente de las horas trabajadas; penaliza el pluriempleo; no reconoce derecho a subsidio por desempleo y en caso de baja laboral, no se da prestación económica hasta pasados 29 días.sectores. El Real Decreto que regula el sector permite el contrato verbal; permite que las jornadas se alarguen sin límite horario; permite que hasta un 45% del salario se esté pagando en especies y reconoce el despido libre por desistimiento", denunció Quintana.

En cuanto al régimen de Seguridad Social, el colectivo denuncia que las trabajadoras tienen que darse de alta y cotizar toda la cuota, que es única y fija independientemente de las horas trabajadas; penaliza el pluriempleo; no reconoce derecho a subsidio por desempleo y en caso de baja laboral, no se da prestación económica hasta pasados 29 días. sectores. El Real Decreto que regula el sector permite el contrato verbal; permite que las jornadas se alarguen sin límite horario; permite que hasta un 45% del salario se esté pagando en especies y reconoce el despido libre por desistimiento", denunció Quintana.

En cuanto al régimen de Seguridad Social, el colectivo denuncia que las trabajadoras tienen que darse de alta y cotizar toda la cuota, que es única y fija independientemente de las horas trabajadas; penaliza el pluriempleo; no reconoce derecho a subsidio por desempleo y en caso de baja laboral, no se da prestación económica hasta pasados 29 días.

 

En este artículo se habla de:
Noticias

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies