Julia Salsas ha nacido dos veces: una el 19 de octubre y la otra el 3 de diciembre de hace 6 años, día en que tuvo un derrame cerebral y en la que la vida le dio otra oportunidad. Y la aprovechó, para escuchar y entender lo que quería hacer en la vida. Así que, de forma causal pero aparentemente casual -como ocurren las cosas importantes en la vida-  fue haciendo crecer ese grupo de mujeres que se reunían una vez al mes en Barcelona. Hoy, son casi 7.000 las mujeres Consentidas, los encuentros ocurren en 7 ciudades diferentes y cada uno es tan diferente como inspirador. Puedo asegurarlo.
Julia Salsas: “las mujeres somos una ventaja competitiva para las empresas y una oportunidad para la sociedad”

Neus Portas - Cuéntame cómo empezaste tus proyectos, Espacio Consentido y Las Consentidas.

Julia Salsas - Yo vengo del periodismo, pero ya con 25 años tuve una crisis de no saber si aquello era lo que quería. Sí sentía que quería hacer algo que generara impacto, pero no sabía cómo, así que empecé a trabajar en una fundación de una entidad financiera durante 4 años, después me formé en RSC y empecé a ofrecer servicios de consultoría a las empresas, pero en ese momento no se entendía como yo lo veía y el proyecto no acababa de avanzar. A todo esto, tuve un derrame cerebral después del cual tomé dos decisiones: una, dejar de esperar a que las cosas que yo quiero que pasen, pasen, y provocarlas yo misma; y dos, moverme de espacio físico en el que tenía la oficina en ese momento,  con el doble objetivo de estar a gusto en mi trabajo y de estar a un minuto de mi hijo y mi marido, porque ese minuto era el que me había salvado a mí en su momento.

Al trasladarme de despacho, convertí un bar en un espacio donde pretendía que lo que sucediera tuviera sentido para mi. Además de dar formación a empresas, sucedió que por el espacio pasaba mucha gente que me venía a contar sus miedos, pidiendo orientación profesional e incluso personal. Y el 70% de esas personas eran mujeres, así que ahí empecé a plantearme qué estaba pasando con las mujeres. “Causalmente”, me propusieron ofrecer coaching grupal a las mujeres desde el espacio. Y ese programa, que empezó muy bien, no acabó de funcionar, pero en cambio fue mi mejor fracaso, porque me hizo dar cuenta de que seguía haciendo falta un punto de encuentro de todas esas mujeres.

Así que decidí hacer una comida al mes, con una mujer que a mi me hubiera inspirado, como protagonista. Y así nació Las Consentidas, partiendo de un propósito muy claro y naciendo del corazón: de la voluntad de ayudar a las mujeres, inspirarlas. Y 4 años después, somos 7000 mujeres en España, en 7 ciudades y con la clara intención de trasladar el modelo a Latam, donde ya estamos hablando con mujeres de Chile. Porque talento femenino hay en todas partes. Así que sí, he encontrado mi propósito de vida. Para mí, el éxito es esto.

NP- ¿Y cuáles son para ti las 3 características que crees que hacen falta para emprender?

JS- Yo creo que se emprende por oportunidad o por necesidad. Pero en cualquier caso, hay elementos que tienen que estar ahí siempre. Lo primero es la pasión, porque si no hay pasión, olvídate: el subidón de emprender por emprender se te va a pasar. Luego es perseverar porque emprender no es una carrera rápida, sino de fondo y tienes que estar muchas horas, superar miedos. Y a la pasión y a la perseverancia hay que añadir la constancia y la coherencia.

NP- ¿Cómo ves la situación de la mujer, tanto en empresa por cuenta ajena como en el entorno emprendedor?

JS- Creo que las mujeres lo tienen más difícil para emprender, porque siguen teniendo que compaginarlo con el hogar. No lo digo como lloriqueo, porque no me gusta hablar de techos de cristal continuamente. Pero sí es verdad hemos entrado en la empresa pero no hemos abandonado el hogar, con lo que a menudo la mujer no encuentra ese tiempo que necesita para emprender con éxito.

En el caso de la empresa, sí que hemos avanzado, aunque poco a poco. Aunque yo no hablaría de igualdad, sino de equidad. Yo no quiero ser igual que los hombres, sino encontrar la complementariedad de los dos géneros.

Estamos entrando ahora con Consentidas en las empresas para potenciar el talento femenino pero ahí, incluso aunque ellas creyeran que ya estaba todo hecho, al poner realidades y números sobre la mesa, se dan cuenta de que queda mucho camino por hacer.

Creo que hay muchísimo camino por delante, tanto social como laboral, pero soy muy optimista porque creo que la mujer es una súper ventaja competitiva para las empresas y una súper oportunidad para la sociedad.

NP- ¿Y qué opinas de todos los movimientos e iniciativas para defender el papel de la mujer? ¿Compiten o colaboran?

JS- Desde que empecé con Las Consentidas, me he encontrado de todo. Iniciativas que apuestan por colaborar, cooperar, confiar… todo lo que empieza por “co” es muy femenino. Y también con otras que han apostado por hacer que su iniciativa sea estanca. Lo respeto todo, cada uno elige cómo lo defiende, pero sí es cierto que creo que las que dicen que no a unirnos, es porque están repitiendo un liderazgo masculino heredado. Y que conste que no creo que la mujer sea la peor enemiga de la mujer: no es cierto, y he podido verlo. Pero también entiendo que a menudo, la que ha llegado muy arriba lo ha hecho en un  mundo de hombres, empleando una manera de actuar muy masculina.

Hay que ir cambiando esa mentalidad y apostar por un formato colaborativo, con el que podremos llegar donde tenemos que llegar, conjuntamente y cuanto antes.

NP- ¿Y cómo llevamos la marca personal las mujeres?

JS- Cuando la mujer cree en sí misma, la marca personal fluye maravillosamente. Pero, de nuevo, necesitamos que la mujer se anime a levantar la mano, a valorarse… A mi me pasa que cuando llamo a una mujer para que sea Consentida Inspiracional, siempre, siempre, sin excepción, sean mediáticas, famosas, deportistas de élite, actrices, da igual, la respuesta siempre es “¿Yo?¿Tú crees que tengo algo que contar?”. En cambio, cuando llamo a un hombre para que sea Inspirador (una vez al año hay Consentidas con un inspirador Masculino), es todo lo contrario.

El día en que una mujer me conteste con el aplomo con que me contestan los hombres, sentiré que hemos llegado.

Hay que encontrar el equilibrio entre hacerse valer y, al mismo tiempo, no temer compartir y ceder liderazgo. Y no es un posicionamiento fácil.

NP- ¿Y qué consejo le darías a alguien que empezara, para ahorrarle ciertos errores que hayas podido cometer?

JS- Yo le diría que se rodee de la gente que sepa de las cosas que uno no sabe. Yo he pecado de no saber delegar, pretendiendo saber de todo. Recomendaría que no se vaya solo. Y en el caso de las mujeres, especialmente, que se dejen ayudar: las mujeres tenemos mucha tendencia a prestar ayuda sin problema a los demás, pero nos cuesta mucho recibirla.

NP- ¿Y qué has tenido que aprender y desaprender para avanzar con el proyecto?

JS- Yo he desaprendido mucho de los estereotipos. A nivel empresarial, he ido aprendiendo sobre la marcha. Pero a nivel personal, he eliminado muchos clichés que nos han inculcado desde pequeños. Y este desaprendizaje tan profundo me parece muy interesante.

NP- Dime 3 fuentes recurrentes con las que aprendas.

JS- Mirando y escuchando mucho es como aprendo de quien me rodea. De mis hijos, sobretodo. De muchas de las mujeres con las que me encuentro a diario, también. Y, aunque parezca muy romántico, de mi marido.  Y, siendo periodista, te diría que sintiéndolo mucho he dejado de mirar, leer, escuchar los medios de este país porque ya no aprendía con ellos. Quiero fuentes que me aporten el ser positivo, y ya no pasa con la prensa.

  • Test de actitud emprendedora•

NP- Dime una iniciativa a favor de la mujer que te guste especialmente.

JS- Las Consentidas.

NP- Una marca que te guste cómo trabaja el tema de la mujer.

JS- Pues me temo que ahora mismo, ninguna. Hay avances, pero muy tímidos. No tengo ninguna que sea ejemplar, de momento.. Entrevístame de nuevo en 5 años, por favor, que estoy segura de que te daré una retahíla.

NP- Lo bueno y lo malo de emprender.

JS- Lo bueno, todo. Lo malo, tal vez esos días de bajón en que te preguntas si tiene sentido. Pero se pasa rápido.

NP- Cuál ha sido el proyecto en el que sientes que más has impactado.

JS- Yo cada día que tengo Consentidas, siento que impacto, porque veo que entran de una manera y salen de otra, con ganas de que llegue el siguiente encuentro.

NP- Si pudieras reinventarte, ¿qué serías?

JS- Julia Salsas.

NP- ¿Cuál es tu mayor talento?

JS- La autenticidad, después de entender que eso era bueno.

NP- ¿Y tu mayor hobby?

JS- Creo que las Consentidas son, además de mi trabajo, también mi hobby.

NP- ¿Tu heroína en la vida real?

JS- Tengo muchas, todas las que habéis sido Consentidas Inspiracionales lo sois. Y ya vamos por 150.

NP- Algo que no soportes…

JS- La hipocresía.

NP- Algo que te fascine..

JS- La capacidad de las mujeres de transformarse.

NP- ¿Cómo llevas los lunes?

JS- Igual que los viernes, fenomenal.

NP- ¿Qué te motiva a empezar la semana con actitud emprendedora?

JS- Saber que esa semana me encontraré con consentidas en alguna ciudad y que esto ocurre cada semana.

NP- Un ODS

JS- El 5, por supuesto.

NP- ¿Cuánto rato dedicas, a la semana, a aprender?

JS- Tengo la gran suerte de que cada rato de mi vida es de aprendizaje, de las 7h que me voy de casa a las 21h que llego. Lo de escuchar activamente es una gran vía para aprender.

NP- El libro con el que más hayas aprendido

JS- Disfruté mucho con “El Guardián entre el centeno”, cuando tenía unos 15 años.  “La casa sota la sorra” cuando tenía 7 u 8 años, me marcó. Más mayor, por supuesto, Madame Bovary. Y otro más reciente que me ha impactado, la biografía de Frida Kahlo.

NP- Termina estas 3 frases:

Fracasar es... un gran aprendizaje.

Detrás de toda gran mujer... está ella misma.

Yo sola no puedo cambiar el mundo... pero lo estoy intentando.

NP- Una frase que te defina:

Julia es una mujer afortunada y agradecida que ha sabido aprovechar una segunda oportunidad. Dicen que es de buen nacido ser agradecido, así que yo que he nacido dos veces, doblemente agradecida.

Julia no se siente empresaria y entrecomilla con los dedos cuando habla de liderazgo, aunque el suyo es el ejemplo de un liderazgo femenino, más sutil, de los que motivan e involucran: en definitiva, el liderazgo que demanda el entorno actual.

Se siente orgullosa de lo que ha conseguido, porque sabe el impacto que genera. Y no es para menos. Sabe que ha tenido éxito, porque el éxito para ella es esto: generar un espacio en el que cada una de las mujeres que participan, se deja inspirar por la visión de otra y siente, aunque no lo reconozca -o no lo sepa- que podría ser ella. Un espacio en el que se consiente, es decir, se siente conjuntamente. Porque Julia ha hablado de la mujer y para la mujer desde un lugar que es todo honestidad y puro corazón. Gracias Julia, por consentirnos tanto.

¿Te ha gustado el artículo?

5 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top