Se acaba de publicar el informe Goalkeepers, con el que se pretende diagnosticar problemas apremiantes, plantear soluciones esperanzadoras, medir e interpretar resultados claves y difundir prácticas óptimas, para así contribuir a acelerar el progreso de la lucha contra la pobreza.
El propósito de Bill y Melinda Gates: lograr el máximo impacto en sus inversiones sociales

Bill y Melinda Gates tienen intención de publicar este informe cada año hasta 2030. Según afirman, "llega en un momento en que el compromiso del mundo para con el desarrollo está en entredicho. En nuestro propio país, el Congreso está hoy considerando cómo lidiar con los grandes recortes presupuestarios en materia de ayuda exterior planteados por el presidente. Otros países donantes presentan tendencias de reducción similares. Por su parte, la mayoría de los países en desarrollo deberían dar un paso más para priorizar el bienestar de su población más pobre".

En una carta de presentación, el matrimonio señala que si bien todos los Estados miembros de las Naciones Unidas adoptaron los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en 2015, "si no reafirmamos el compromiso que contribuyó al gran progreso logrado en la generación anterior, ese mundo que queremos nunca llegará a materializarse. Las autoridades de todos los países deben tomar medidas hoy mismo, para así encaminarnos hacia los objetivos que nosotros mismos fijamos tan solo dos años atrás". 

En cuanto al informe, contiene modelos elaborados por el Instituto para la Medición y Evaluación de la Salud, da seguimiento a 18 datos de referencia incluidos en los ODS que creemos que son fundamentales para la salud y el bienestar de la población mundial. "Acompañamos dichos datos con algunas de las historias que se esconden detrás de las cifras: sobre líderes, innovaciones y políticas que han desempeñado un papel fundamental en el progreso de varios países", dicen.

Uno de los temas que más preocupan a Melinda Gates es la mortalidad infantil. "Si tuviera que elegir un solo parámetro para dedicarle toda mi atención, sería el número de niños que mueren cada año antes de llegar a los cinco años. Durante los años que llevo trabajando en pro de la salud mundial, el número de muertes infantiles ha ido disminuyendo cada año, y no de modo anecdótico. En el 2016 murieron seis millones menos de niños que en 1990; es decir, más que la población infantil total de Francia", afirma.

En el informe también se habla con detalle de los problemas de mortalidad materna ocasionados por los partos fuera de hospitales, planificación familiar, VIH o servicios financieros para los pobres.

 

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top