Marjorie Luz Vega, premio Voluntaria del Año de Telefónica Internacional ya nació voluntaria. Su primera experiencia tuvo lugar estando aún en el colegio, donde se metió en un grupo de voluntariado que enseñaba matemáticas a los niños y “siempre ha nacido en mí tratar de ayudar, apoyar, poner un granito de arena para aportar y ayudar a cambiar el mundo”.
"Que Fundación Telefónica me dé dinero para un proyecto social es un sueño"

Esta peruana de 30 años, ingeniera de Telecomunicaciones, acaba de recibir el premio Voluntaria del Año de Telefónica Internacional. Aprovechando su visita a Madrid, Diario Responsable quiso conocerla en persona y charlar con ella acerca de sus experiencias. Una de las primeras cosas que nos dijo fue que “Perú es un país donde hay mucho por hacer”.

diario_responsable - A los problemas que tiene cualquier país, hay que añadir que, además Perú está muy azotado por los desastres naturales

Marjorie Luz Vega - Sí, el año pasado, por ejemplo, el desastre que se originó con El Niño. Llovió demasiado, los cerros se convirtieron en lodos que cayeron encima de las casas. En estas catástrofes los que más sufren son los que tienen menos recursos

diario_responsable - Claro, porque tienen las peores casas, entre otras cosas

Marjorie Luz Vega - Exacto, viven en las faldas de los cerros. Fue muy triste. Los niños dejaron de ir al colegio porque se derrumbaron también. Pero es verdad que muchas empresas se concienciaron y empezaron a ayudar, también llegó mucha ayuda del extranjero y naturalmente Telefónica no se quedó atrás. También recibimos muchas donaciones tanto de los trabajadores como de instituciones externas. No había agua bebible y nos llegaron camiones con bidones de agua, también ropa y comida. El día previo a ir a la zona lo dedicamos a hacer cajas con las cosas dividiéndolas por edades, género, con lo básico, con alimentos no perecederos, la ropa, el agua, cosas para la higiene. Eso fue un trabajo. Me ayudó mucho Leila, la responsable de Voluntariado de Telefónica en Perú, a pesar de que estaba “muy embarazada”.

diario_responsable - ¿Cómo te influyó la tragedia de El Niño?

Marjorie Luz Vega - Fue una experiencia muy dura. Aunque te hace recapacitar mucho, sobre todo agradecer lo que tienes y no considerarlo como que es casi un derecho. Te das cuenta de que todo puede desaparecer en un momento. Y no se trata sólo de mandar lo material, sino de ir y decir a la gente que estás ahí y les apoyas también de un modo emocional. La desesperación hace que las personas crean que ya no van a poder salir de ahí y volver a levantarse y estar con ellos, ensuciarte con el lodo, es lo que quizá más valoran y también lo más gratificante.

diario_responsable - De todas tus experiencias como voluntaria, ¿de cuál te sientes más orgullosa?

Marjorie Luz Vega - Decir una es difícil. La de El Niño fue muy fuerte, pero creo que la que más me llega al corazón es el Reto Solidario. Se trata de recolectar dinero a lo largo de meses hasta tener una cantidad importante y aportarlo a una causa. En mi caso fue para la selva del Amazonas, un lugar muy aislado y complicado. Fuimos a transformar el pabellón de niños del hospital de Iquitos. Uno se imagina que a lo mejor se trataba de pintar, decorar, ordenar y cuando llegué, bueno, daba pena y lo primero que pensé es que jamás querría que ni un solo niño estuviera allí en esas condiciones. Muchos de los voluntarios no nos podíamos ni creer lo que veíamos: suciedad, camas oxidadas, cristales rotos… Teníamos tres días para arreglarlo y, aunque sufrimos un montón lo conseguimos. Eso sí, sufrí mucho, sobre todo porque la temperatura era de unos 45º y con una humedad altísima y todo era trabajo físico muy duro. El último día me iba a rendir, no me llegaban las fuerzas. Sólo quedaban algunas cosas, como colocar las camas, pero lo logré.

diario_responsable - Además de este premio ¿cómo te apoya Telefónica?

Marjorie Luz Vega - Una de las cosas que a mí más me gusta es que tenemos un espacio donde los trabajadores podemos aportar nuestras ideas, que son muchas y algunas buenísimas, y entran a un concurso donde se eligen las mejores. Si ganas, Telefónica te asigna dinero para que puedas implementar tu proyecto y eso es un sueño. Tener una idea y que Telefónica te dé los recursos para hacerlo. Además, nos ofrecen asesoría para llevarlo a cabo de la mejor manera posible.

diario_responsable - ¿Cómo convencerías a la gente para que participe en voluntariados?

Marjorie Luz Vega - Puedo decir que es algo que llena un montón. Te hace sentir que recibes mucho más de lo que das. Es verdad que es un estilo de vida. Tanto yo como todo mi círculo de amigos siempre estamos dispuestos a ayudar y creo que eso te hace mucho mejor persona, te hace crecer, te hace feliz.

diario_responsable - ¿Cuánto tiempo dedicas al voluntariado?

Marjorie Luz Vega - Mucho. Ahora, por ejemplo, cada 15 días voy a un barrio donde hay una iglesia a la que van 80 personas mayores, yo los llamo “mis abuelitos”. Tienen entre 70 y 90 años, viven solos y tienes que valerse por ellos mismos, no reciben pensión ni ayuda por ningún lado. Para ellos, ir a la iglesia es su actividad de los domingos, y además, allí reciben un desayuno. Nuestro proyecto es ayudarles sobre todo en aspectos psicomotrices, les incitamos a escribir, a pintar, a hablar español, ya que muchos de ellos solo hablan quechua.

Por este proyecto, Marjorie ha recibido el premio Gente Brillante 2017.

Programa Voluntarios Telefónica

Es una de las principales iniciativas de voluntariado corporativo en el mundo con casi 40.000 participantes activos en 2017 y que ha llegado a 268.000 beneficiarios entre todos los países en los que está presente Telefónica. Se han dedicado 364.000 horas a realizar más de 4.000 actividades con fines sociales y se ha colaborado con más de 350 entidades sociales.

El funcionamiento del programa se articula de forma que cada Fundación Telefónica local lleva a cabo su propio programa de voluntariado corporativo, atendiendo a las características y a las necesidades específicas de cada país, en los ámbitos de la educación y la infancia, la inclusión social, la atención a las personas con discapacidad, el cuidado de medio ambiente, la atención a la salud, la empleabilidad y el emprendimiento.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top