La multinacional española ha desarrollado un sistema único en el mundo para la transferencia de GNL (gas natural licuado). Esta infraestructura es un sistema flotante, reconocido con diferentes patentes y en exclusividad, consistente en una plataforma que dispone de un sistema de unión compatible con cualquier tipo de barco metanero
Gas Natural Fenosa innova con la mirada puesta en el mercado de pequeña escala

Una vez conectado al barco, el GNL es transferido, de forma segura y eficiente, a tierra a través de unas mangueras criogénicas flotantes. Tanto el sistema de unión que se ha aplicado de forma offshore por primera vez en el mundo como las mangueras criogénicas flotantes, constituyen dos hitos que ponen en evidencia el aspecto innovador de la plataforma.

La infraestructura, implementada en colaboración con el tecnólogo noruego Connect LNG, ha sido diseñada y fabricada en un tiempo récord, apenas 6 meses, en un astillero de Brevik (Noruega), desde donde ha sido remolcada hasta la localidad noruega de Herøya donde se realizó la primera operación de descarga con éxito absoluto, lo que ha demostrado su funcionalidad, versatilidad y rápida puesta en servicio, señalan desde la compañía.

Este sistema, denominado DirectLink LNG, fruto del análisis de las necesidades del mercado, permite la descarga de gas natural licuado de barco a tierra sin que sean precisas costosas infraestructuras fijas (puerto y pantalán por ejemplo) y con un mínimo impacto medioambiental. De esta forma, se da respuesta a la necesidad de aquellos clientes que requieren suministro de gas natural en ubicaciones donde a día de hoy no es económica o medioambientalmente viable, haciendo posible que esta energía llegue a lugares remotos o de difícil acceso, facilitando la apertura de nuevos mercados. Esta solución no requiere ningún tipo de modificación en los barcos metaneros existentes y permite reducir los tiempos de acceso a la energía en el mercado y para los destinatarios.

Esta apuesta de Gas Natural Fenosa es pionera en el mundo y supone disponer de un elemento  único y diferenciador en el sector, que permitirá un rápido desarrollo en el suministro de GNL a pequeña y mediana escala, ya que proporciona a los usuarios finales el acceso a una fuente de energía económica, segura y respetuosa con el medio ambiente. El sistema flotante, en combinación con las infraestructuras en tierra (que completan la solución DirectLink LNG), es una solución flexible, escalable y que permitirá satisfacer las demandas presentes y futuras de clientes.

“Empezamos con una idea innovadora, convertida en una realidad en tiempo récord. Hoy es una solución única que nos va a permitir revolucionar el mercado de pequeña y mediana escala del gas natural licuado en los próximos años y a nivel mundial, una solución integral impulsada en exclusiva por Gas Natural Fenosa con un sinfín de posibilidades”, afirma José Miguel Moreno Blanes, Director del Proyecto en Gas Natural Fenosa.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top