Tres de cada cuatro ocupados elegiría una "startup" para desarrollar su carrera profesional en España. ¿Por qué se prefiere este tipo de empresas a las grandes multinacionales o pymes?
¿Por qué las startups son las compañías preferidas para trabajar?

Las características asociadas a este tipo de compañías, como conciliación entre vida personal y laboral, un proyecto atractivo y ambiente de trabajo agradable, entre otros, han ganado peso en los últimos años y se han convertido en factores imprescindibles para que un profesional elija una u otra empres apara trabajar según se desprende el informe de Randstad  Employer Branding: cuando la percepción se convierte en realidad

Randstad destaca que las startups son las empresas preferidas por todos los grupos de edad, sobre todo entre los menores de 45 años, ya que hasta el 80% de ellos se siente atraído por este tipo de compañía. Entre los mayores de 45 años, el porcentaje desciende hasta el 63%.

Por su parte, las multinacionales resultan menos atractivas a medida que aumenta la edad de los trabajadores. Este tipo de organizaciones, resulta atractiva para el 69% de los ocupados menores de 25, mientras que desciende hasta el 63% para los ocupados entre los 25 y 45 y hasta el 56% para los mayores de 45 años. La posibilidad de proyectar su carrera laboral hacia un entorno internacional y los beneficios para el trabajador son algunos de los motivos que llevan a los jóvenes a decantarse por este tipo de compañías.

La última oleada del estudio Randstad Workmonitor correspondiente al primer trimestre de 2017, elaborada a partir de más de 13.500 encuestas a profesionales ocupados de 34 países revela que el 67% de los trabajadores considera que España no apoya la creación de startupsEs decir, siete de cada diez ocupados españoles no considera que se ayude lo suficiente a los emprendedores para crear una nueva empresa, bien sea por la regulación, por el acceso al crédito o por cuestiones burocráticas. Esta cifra se sitúa 12 puntos porcentuales por encima de la media europea, que alcanza el 55%.

Los países del sur de Europa son los más críticos con sus regulaciones estatales. En Grecia, hasta el 80% de los trabajadores considera que su gobierno no apoya lo suficiente la creación de nuevas empresas. Le siguen España e Italia, que se sitúan al mismo nivel (67%). La excepción es Portugal, que está por debajo de la media europea con un 53%. Los países de Europa más satisfechos con la gestión de sus gobiernos son Reino Unido (43%), Noruega, (43%), Alemania (47%) y Países Bajos (49%).

Fuera de Europa, Japón es el país con más trabajadores críticos con las políticas de apoyo a la creación de empresas, con un 79%. En el lado opuesto se sitúan Estados Unidos (29%) y China (20%), donde la percepción es completamente diferente.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Empleo RSE

CEAR - Madrid

PUMA - Germany

Bolsa Social - Madrid

ECCJ - Brussels

Top