El empleo con impacto social se refiere a todos aquellos puestos de trabajo que, por su naturaleza, están dirigidos a colectivos de la sociedad en riesgo de exclusión, que difícilmente podrían acceder a otro tipo de empleo de manera individual o autónoma
Mantener y apoyar el empleo con impacto social es una necesidad

El BBVA y ESADE acaban de lanzar la publicación "Empleo con impacto social" realizada por Alfred Vernis Alfred Vernis, director académico de Sostenibilidad en Inditex y colabora como profesor del Instituto de Innovación Social de ESADE, y por Sophie Robin Sophie Robin, socia fundadora de Stone Soup Consulting, una consultoría social creada en 2008 para ayudar a otras entidades a maximizar su valor social, que muestra el el caso de Momentum Project.

El programa Momentum Project nació hace seis años como una creación conjunta de BBVA y ESADE precisamente para ayudar las empresas sociales más prometedoras de nuestro país a crecer. En un momento en que las tasas de paro en España estaban alcanzando unos niveles claramente alarmantes, especialmente entre los colectivos más vulnerables, Momentum Project apostó decididamente por la creación y el mantenimiento del empleo de las empresas sociales en España. En sus primeras ediciones, el programa dedicó un esfuerzo especial a acompañar a las “empresas de inserción laboral, que representan aproximadamente el 60% de las 55 empresas que han participado en Momentum Project.

Este estudio tiene como objetivo realizar un análisis cualitativo del impacto del empleo de inclusión sociolaboral sobre la persona, su entorno más cercano, la empresa social, el Estado y la sociedad. Y así contribuir modestamente a la literatura creciente sobre el tema, que está ayudando a comprender la importancia de los empleos de inserción para muchas personas y sus familias.

Desde hace más de cuarenta años, se han desarrollado en nuestro país empresas para formar y dar empleo a personas con discapacidades y/o en riesgo de exclusión social. Estas empresas no son conocidas muchas veces por el gran público, por la discreción con que desarrollan su labor. Su objetivo principal siempre ha sido la empleabilidad, eso es, facilitar el acceso a oportunidades de trabajo desde la igualdad, la diversidad y la no discriminación. En este breve libro, se reivindica y acercar a la sociedad algunas de las empresas sociales que vienen trabajando con personas desfavorecidas.

El modelo económico de la transición española asignaba teóricamente al Estado la lucha contra la marginación de los grupos sociales más débiles. Pero las sucesivas crisis económicas, acompañadas de las consiguientes restricciones presupuestarias, comportaron la retirada de las administraciones públicas de estos campos primordiales. En los años setenta del siglo pasado, diversas empresas sociales se especializaron en la lucha contra el desempleo y la exclusión social, y se avanzaron a las administraciones públicas y al mercado. Después de muchos años de actuación, han demostrado que sus modelos son eficaces para ayudar a las personas diferentes a formar parte activa de la sociedad y contribuir a su felicidad. Ciertamente, si se repasa la literatura existente en materia de empresas sociales en los últimos veinte años, se observa que hay un tema que se repite constantemente: las empresas sociales son incapaces de crecer y de escalar su impacto. A pesar del enorme incremento del número de empresas sociales en los últimos años, son pocas las que superan los 10 millones de euros de facturación o que tienen más de 50 empleados. Para paliar esta situación apareció el programa Momentum Project.

¿Te ha gustado el artículo?

2 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top