Es de las que cree que los emprendedores se hacen. Eso sí, la influencia de los padres y los modelos a seguir así como las experiencias pasadas son un factor importante, pero no tienen por qué ser decisivos. Beverly Schwartz es experta en comportamientos sociales, marketing social y asesora estratégica de Ashoka y ha publicado recientemente la edición española del libro "Rippling". No nos desvela la fórmula para poner en marcha un modelo de emprendimiento social con éxito, para eso ha escrito el libro, pero alguna pista sí que deja entrever
Beverly Schwartz: "el emprendedor social tiene que ayudar a que los negocios sean más conscientes de su impacto sobre la comunidad"

El libro Efecto Dominó (Ediciones Urano) expone las estrategias desarrolladas por 19 emprendedores sociales de 15 países, entre ellos España. En ellas se explican las claves que llevaron a estas soluciones a ser exitosas, sostenibles y duraderas. Esta experta en innovación social se muestra optimista, el futuro del emprendimiento social es “brillante”.

diario responsable.- Acaba de presentarse en España su obra en la que ha entrevistado a más de 100 emprendedores sociales de Ashoka y llega a la conclusión que todos ellos tienen unas características en común. ¿Cuáles son?

Beverly Schwartz.- Cuando empecé el libro, las características predominantes que parecía que compartían todos los emprendedores eran la pasión, el propósito, la pauta y la participación, y algo que yo llamo “El recuerdo de las experiencias pasadas”.

(Véase la Introducción del libro y la Historia de Fondo de When Dreams Defy Reality para explicar de esto último.)    

d_r.- ¿Qué diferencias percibió entre los emprendedores sociales según su lugar de origen?

B.S.- No encontré mucha diferencia en las características predominantes en los emprendedores sociales. Por supuesto que el aspecto social, las características políticas del país, las creencias y la cultura de la población desempeñan un papel muy importante en la estrategia y en la implementación del programa. Así que, aunque la experiencia de los emprendedores sociales puede ayudar a determinar la naturaleza, y el propósito y el entorno en el que el programa se desarrolla pueden ser diferentes, todavía es necesario que las cuatro características principales estén presentes.

d_r.- ¿Cree que los emprendedores sociales tienen presente en su día a día los aspectos ESG((Enviromental, Social and Corporate Governance)?

B.S.- Creo que esto se encuentra inherente a su naturaleza al considerar muy cuidadosamente los aspectos sociales, medioambientales y económicos de todo lo que hacen. En cuanto a la gobernanza corporativa, al emprendedor social le conciernen más las necesidades de su comunidad que las necesidades de los negocios, aunque está claro que siempre va a buscar el mejor de los resultados para todas las entidades.

d_r.- ¿Cuál debe ser la relación entre los emprendedores sociales y las grandes empresas?

B.S.- Idealmente, en el mejor de los mundos, la relación sería de mutuo respeto, trabajando ambas entidades hacia la mejora de la comunidad y de las personas que viven en ella y compran sus productos y servicios. Sin embargo, los negocios y las causas sociales suelen tener diferentes objetivos que tienden más a chocar que a colaborar. Esto no es ninguna sorpresa, pues la principal motivación  del Emprendedor Social es resolver un aspecto social, y para él, el bien social está por delante de los beneficios o las ganancias económicas. Aunque es cierto que los negocios están adquiriendo cierta conciencia social. El emprendedor social tiene un papel responsable que jugar a la hora de ayudar a que los negocios sean más conscientes de su impacto sobre la comunidad, las consecuencias de sus acciones y el potencial para trabajar hacia una forma más responsable de hacer mejores negocios, buscando el bien social. Se debería buscar una relación de colaboración para crear soluciones que ayuden a la comunidad y a las personas de las que el negocio depende.

rippling

d_r.- Parece que el binomio emprender-innovar está presente ahora más que nunca, tanto en empresas, escuelas o gobiernos. ¿Ha sido la crisis económica del 2008 la que ha despertado esta actitud?

B.S.- Soy una persona muy optimista y pienso que cuando las cosas alcanzan su peor momento, ciertas personas capaces de mirar más allá de ellos mismos aparecen para tratar de ayudar. Quizás esto es más mi esperanza que un hecho real. Pero en el caso de los emprendedores sociales, creo que ellos siempre han estado trabajando para solucionar los problemas que agravaban la crisis. La diferencia se encuentra en el reconocimiento y la necesidad de su trabajo, lo que se hizo más visible. Junto con este aumento del reconocimiento de lo que el emprendedor social es y hace, su papel en la sociedad se hizo más “legítimo y creíble” y el apoyo que recibían comenzó a aumentar.  Las universidades y gobiernos comenzaron a entender que un enfoque más innovador, socialmente responsable y emprendedor puede tener un gran impacto sobre casi todo lo que están haciendo o pensando hacer.

Con este cambio de mentalidad, los términos emprendedor social y emprendimiento social comenzaron a ser usados por todo el mundo. Esta tendencia continúa, ya que el impacto del trabajo de los emprendedores sociales demuestra cada día más y más progreso e impacto social. Para ser claros, los emprendedores sociales han estado solucionando problemas durante décadas. Pero en particular, los últimos 8 o 10 años han sido los que realmente han mostrado lo que los emprendedores sociales son y lo que hacen. La palabra está ahora más reconocida y muchos estudiantes tanto de instituto como de universidad consideran el emprendimiento social como un camino creíble y apasionante.

d_r.-  España tiene unos índices de abandono escolar muy altos y los políticos no son capaces de alcanzar un gran Pacto por la Educación. ¿En qué cree que deberían fundamentarse las escuelas del siglo XXI?

B.S.- Hay algunos emprendedores sociales en el mundo que están creando y liderando enfoques innovadores en materia de educación (y empleo) en países alrededor del mundo. En el primer capítulo de Efecto Dominó escribí sobre José Mari Luzarraga y la Mondragón Team Academy.  Él es tan solo un ejemplo de cómo los emprendedores sociales están cambiando las prácticas y sistemas de educación tal y como los conocemos.

La Mondragon Team Academy (MTA) plantea un nuevo modelo de aprendizaje universitario donde desde el primer día los estudiantes se convierten en emprendedores en equipo y aprenden a través de la creación “en  primera persona” de una empresa con clientes y proyectos reales. Además, los alumnos deben facturar para cubrir los gastos de sus viajes de descubrimiento a lugares como India, China o Estados Unidos.

d_r.- Por último, ¿cuál es el futuro del emprendimiento social?

B.S.- El futuro es muy brillante. Más que nunca, el mundo necesita personas que estén preocupados por los aspectos sociales y que quieran solucionar los problemas que afectan a tantas personas. Por supuesto, conseguir fondos es siempre uno de los mayores obstáculos para los emprendedores sociales a la hora de expandir el impacto global de su trabajo. Sin embargo, yo confío en que los emprendedores sociales tienen un nivel excelente y continuarán innovando, por ejemplo, en la empresa social, las nuevas formas de recaudar dinero, etc.

@ignaciocayetan

¿Te ha gustado el artículo?

3 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top