Aquellas viviendas con mejores certificados energéticos tendrán derecho a una rebaja de hasta el 20% del IBI
Alivio fiscal para las viviendas más eficientes

Si va a comprar, alquilar o reformar una vivienda en el próximo año deberá prestar atención a la certificación energética, puesto a partir del 2016 el Ministerio de Hacienda ha abierto la puerta a los ayuntamientos para que puedan rebajar hasta un 20% en el IBI para las propiedades más eficientes (letra A).

Más de la mitad de los propietarios españoles conoce la existencia de la certificación energética que poseen viviendas y edificios, pero según una encuesta realizada por el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE) sólo un 36% la tendría en cuenta a la hora de vender o alquilar una vivienda.
Para contribuir a la eficiencia de las viviendas españolas, el Ministerio de Hacienda le da la posibilidad a los consistorios de que puedan aprobar descuentos en el IBI a partir del 1 de enero: hasta un 20% para las certificadas con la letra A, un 16% de bonificación las que tengan una calificación B y siendo C pueden llegar a una reducción de la factura del 12%.

Esta medida prevén que contribuirá a la puesta en marcha de reformas y compra de viviendas con mejores certificados energéticos. De todas maneras, no es el único punto a tener en cuenta, puesto que cuanto mayor sea la eficiencia de nuestra vivienda esto se verá gratamente reflejado en las facturas energéticas, que pueden reducirse a la mitad o incluso más. En el caso de aquellos propietarios que no quieran cambiar de casa pero si reformarla para reducir su consumo deben ver esta rebaja en términos de motivación y concienciación medio ambiental y no como una ayuda económica en sí. Esto se debe a que el ahorro no pagará las obras, pero si ayudará a ahorrar en varios puntos clave.

Si tenemos en mente realizar una obra en casa también deberemos tener en cuenta que además de esta medida, existen otro tipo de subvenciones a favor de la eficiencia. Por ejemplo, el Plan Pareer Crece estatal puede llegar a cubrir hasta un 90% de la inversión, entre ayudas y financiación retornable. Las ayudas de este programa –cuyas actuaciones deben mejorar al menos en un nivel la calificación energética– son de un mínimo de entre un 20% y un 30% de la inversión, pudiéndose incrementar en función

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top