Las cosas grandes nacen pequeñas. Lo que nació como un sueño, se ha hecho hoy una realidad que mueve ya a tres centenares de personas por todo el país, y parte del otro lado del charco. Y lo que nos queda por hacer.
RSEncontrarse parte III

Lo primer aclarar que es y que no es el RSEncuentro, para no defraudar expectativas. El RSEncuentro no es una organización, no es una entidad, no es una asociación. El RSEncuentro no es un congreso nacional, ni internacional, ni una jornada, ni un seminario. El RSEncuentro nace de una inquietud personal, la mía propia, de la necesidad de encontrarnos al menos una vez al año para compartir lo que estamos haciendo y mejorar de manera conjunta en el ámbito de la sostenibilidad, la ética y la responsabilidad social.

La manera de hacerlo se fue construyendo sobre la marcha, viendo necesidades: un espacio, comida, billetes de transporte, hoteles, y buscando soluciones a esas necesidades. Los recursos fueron surgiendo solos, pero no a modo de “patrocinios” o colaboraciones a los que estamos habituados, sino a modo de cuando uno organiza una cena con amigos y uno dice “yo pongo el vino”, y el otro “yo llevo el postre”, “pues yo hago una tortilla, que me salen bien ricas”, y sin mucho esfuerzo de nadie pero un poco de todos se crea una velada mágica.

El RSEncuentro no responde a ningún interés en particular, sino a los intereses de todos los que en él participan, pero sí es fiel a su finalidad máxima: RSEncontrarnos para construir un mundo mejor. Hasta que uno no participa en él no es consciente de esa energía que se crea. Esa energía que hizo que durante tres días nos RSEncontráramos en Vila-real, una no muy pequeña pero tampoco muy grande ciudad de Castellón, a la que acudieron centenar y medio de personas ¡de todos los rincones de España! 150 personas que hicieron hasta 10 horas de viaje para compartir, aprender y colaborar. Para conocerse, establecer vínculos, sinergias, relaciones ganar-ganar.

La magia del RSEncuentro es que venga Nayra desde Canarias a propósito, porque ve en él algo diferente, porque en Canarias no hay “gente de la RSE”, porque necesita compartir, aprender, conocer, y que se vaya diciendo que es exactamente como lo había imaginado. Y que vuelva en el II RSEncuentro, ya como directora de RSE de una importante empresa, y se vuelva a ir cumpliendo de sobra las expectativas viniendo de tan lejos. Que tengamos presencia hasta del otro lado del charco, nuestra querida Caridad de Ecuador, que vino desde tan lejos para en sus ocho minutos descubrirnos los “Millennials”, y convencernos de que el RSEncuentro tiene mucho de eso. No en vano por un mes no nací en 1980, año en el que se supone comienza esta Generación Y.

Esa energía que hizo posible que la Fundación Cepaim en Madrid captara perfectamente la esencia transmitida por Dolo, una de sus trabajadoras en Valencia, sin haber estado gran parte de la organización en el primero. Magia del RSEncuentro es que In the Move optara a organizar el II RSEncuentro sin haber estado en el I, y no ganara por muy poco, con una candidatura espectacular, y que después de haber venido al II estén todavía más convencidas de que van a realizar un III RSEncuentro que no nos dejará indiferentes.

Magia es que llevemos ya sin medios, sin estructura, sin dedicación completa al evento, dos años de RSEncuentro, 150 asistentes a cada uno de ellos, la mayoría diferentes, que se esté organizando el tercero, y que esto parezca que no va a parar.

Magia es que llevemos ya más de 50 proyectos innovadores que pretenden mejorar el mundo que se han presentado a las microponencias, sección indispensable del RSEncuentro y que gracias a Cepaim ahora ya tiene nombre, #TuvozRSE, y que a medida que nos movamos por la geografía española vayamos conociendo más y más, y vayan conociéndose y creando sinergias. Y vayamos conociendo los avances de cada uno de ellos cada año.

Desde Barcelona, Alicante, Castellón, Vila-real, Madrid, Avilés, Valencia, Valladolid, Catarroja, Oñati, Ecuador, Frankfurt, Murcia, Blanes, Elche, Benicàssim, Cartagena, Tarragona, Puzol, Paterna, Santander, La Vall d'Uixó, Málaga, Zaragoza, Almería, Betxí, Las Palmas…seguiremos llegando para RSEncontrarnos…parte III.

Porque la responsabilidad social real sólo es posible desde la corresponsabilidad, si remamos todos en la misma dirección y creamos el ambiente social propicio para que empresas y ciudadanía puedan actuar de un modo justo y se vean recompensados por ello.

Nos vemos en #RSESantiago16, pero seguimos construyendo juntos hasta entonces con el hastag #RSEncuentro. Mantenerlo vivo con vuestras ideas, proyectos, y sobre todo, con los frutos que este encuentro siga dando.

--

Carmen Martí

Responsable de comunicación de Fundación Novaterra

@carmenmarti_

Autora de Ser responsable… y no morir en el intento

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top