Cuando Ricardo Oteros aterrizó en Colombia hace casi treinta años, después de hacer "la mili" y antes de comenzar sus estudios, no imaginaba que este viaje iba a cambiar su vida y la cientos de personas de la meseta de Popayán ubicada en el Valle del Cauca

Desde 1990 Supracafé, la empresa de la que es Director General ha contribuido a generar riqueza en el Departamento con más víctimas de desplazamiento causado por el conflicto entre la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional y los Paramilitares y que tuvo su propio cártel del narcotráfico en los años 90.

En estos años este maestro de baristas y la empresa que dirige han contribuido de forma significativa al desarrollo productivo de una zona donde la pobreza y la desigualdad eran endémicos y todo ello a través del cultivo de la planta del cafeto. A día de hoy Supracafé es una compañía líder en la producción de cafés de alto valor añadido por la aplicación del I+D+i en sus procesos y por su aportación a la mejora de la calidad de vida de las personas que participan en su producción y el cuidado del medio ambiente.

Si el café, hasta nuestros días, era un producto de consumo occidental, ahora es global. El pasado primero de octubre se celebró el Día Internacional del Café donde se manifestaron reivindicaciones de los productores que este manchego, hijo de agricultores comparte “Creo que la más interesante fue la del Foro de Productores, se expuso cómo la cadena del café, que genera unos 200.000 millones de dólares, cada vez comparte menos con la gente que lo producen. Esto genera problemas de desarrollo”.

La vida de los productores del café ha cambiado en los últimos años, pero no precisamente para mejor. “Es terrible que un campesino mire más a la Bolsa de Nueva York que al cielo. Mirando todos los eslabones de la cadena, uno aprecia que el tueste, el envasado y la preparación han evolucionado enormemente. Pero, las técnicas de producción de los campesinos siguen ancladas en los principios del comercio del café de hace dos o tres siglos”, asegura Oteros. El desarrollo del comercio justo ha ayudado a que algunas comunidades vayan creciendo, como también para que las grandes multinacionales se den cuenta de que necesitan abordar estos temas. Sin embargo, todavía queda un enorme trecho por recorrer.

La innovación en SUPRACAFÉ viene de lejos. En 2006 ya fueron a Colombia a establecerse con unas fincas pensando en la innovación. “Ellos no tienen capacidad para hacer experimentos porque apenas tienen para comer, compramos fincas experimentales con el objetivo de desarrollar técnicas y tecnologías que pudieran ser escaladas a nuestros grupos de interés. Sin innovación no hay progreso”, explica el directivo. Generar valor en todo el café que compran y en las comunidades es una de sus prioridades. De hecho el pasado mes de septiembre se inauguró el primer Parque Tecnológico de Café en el Departamento del Cauca junto con la Gobernación del Cauca-Secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural, La Federación Nacional de Cafeteros a través del Comité de Cafeteros del Cauca, Multiscan Technologies y la Asociación de Mujeres Caficultoras del Cauca AMUCC. “El objetivo es el de aportar sostenibilidad económica al sistema: generar desarrollo”, detalla el director general de SUPRACAFÉ.

parque tecnológico

Las mujeres suelen ser las grandes perjudicadas de los programas sociales, hay mucho machismo y poco poder para ellas. SUPRACAFÉ está empeñada en darle la vuelta a esto, un ejemplo es el programa Apoyo a la mujer caficultura . “Está demostrado que el dinero que recibe la mujer lo invierte en desarrollo, en la familia o en salud. La costumbre de los hombres suele ser invertirlo en la cantina”, detalla el representante de SUPRACAFÉ. La Fundación SERES premió en 2014 dicho proyecto de Apoyo al desarrollo de cultivadoras para garantizar su avance social y el suministro de café de calidad. “Ése reconocimiento nos dio visibilidad a nivel internacional, a raiz de ello fuimos invitados recurrentemente a participar con el programa como proveedores de café de las mujeres en el Foro Mundial que organiza la OCDE cada año en París". Los Premios SERES son el reconocimiento a las mejores actuaciones estratégicas e innovadoras que generan valor para la sociedad y la empresa. Los ganadores de la octava edición se conocerán el próximo 25 de octubre.

Para terminar, Ricardo Oteros recordó el largo camino que aún queda por desarrollar en una parte de la cadena del café, la de los productores y resumió de manera sencilla el modelo de esta empresa: “SUPRACAFÉ tiene un buen resultado económico planteando sostenibilidad y valor compartido al 100%”.

 

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top