Fake news

La polarización no es para el verano

La polarización no es para el verano

The Economist, en una de sus portadas emblemáticas y bajo el título No safe place, alertaba de un mundo en transformación y con grandes retos por delante. Uno de ellos, el cambio climático, que nos ha traído el pasado verano noticias como las preocupantes temperaturas de julio (el mes más caluroso registrado en el planeta) o los incendios como los de Tenerife u otros puntos del Mediterráneo sur como Italia, Grecia o Argelia. Sin embargo, ese No safe place no solo queda circunscrito a los asuntos medioambientales, sino que recoge también la urgencia social de brechas de igualdad, cohesión social, de acceso a la educación o la tecnología (entre otras muchas).
Fake news: todo menos inofensivas

Fake news: todo menos inofensivas

La información falsa y la violencia cibernética muchas veces van de la mano y son enemigos comunes de la humanidad. El profesor adjunto de la Facultad de Periodismo y Comunicación de la Universidad China de Hong Kong, Fang Kecheng, señala la necesidad de crear un mecanismo regulador para las plataformas digitales y redes sociales que respete la libertad de expresión al tiempo que castigue la violencia.
Cuando la información desinforma

Cuando la información desinforma

Ante la situación de incertidumbre y continuos cambios que estamos asistiendo como sociedad, a causa del Covid 19, estar informados se vuelve una necesidad. Además del bombardeo mediático, la cantidad de información que circula en redes sociales y diversos medios existen también las fake news que tanto daño hacen. Para evitar caer en información falsa, UNESCO propone claves para evitar la desinformación 'online' durante la crisis del coronavirus.

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies